Noticias

Internacional
Brexit

¡Aprobado! Parlamento británico da luz verde al Brexit

El texto debe ser promulgado por la reina Isabel II para que entre en vigor.

22 Ene 2020 13:55Por: canalrcn.com

El Parlamento británico aprobó definitivamente el miércoles el acuerdo de Brexit, lo que abre las puertas a la histórica salida del Reino Unido de la Unión Europea dentro de nueve días, el 31 de enero.

El texto, que establece las condiciones del divorcio británico con la UE, y que fue negociado por el primer ministro conservador Boris Johnson con Bruselas, debe ser promulgado ahora por la reina Isabel II, hecho que se espera ocurra este jueves, y que sería el último paso para que entre en vigor.

Con esta aprobación se pone fin a un largo y accidentado camino que significó la dimisión de dos primeros ministros, y la solicitud de tres prorrogas a la UE, por parte del gobierno Británico, para la entrada en videncia del llamado artículo 50 del tratado de Liboa; documento constitutivo de la organización paneuropea.

El camino final al Brexit.

Foto: AFP

Foto: AFP

El pasado 23 de junio de 2016, los ciudadanos británicos acudieron a las urnas para participar del referendo que definiría el futuro de la permanecia británica en la UE. Los resultados mostraron un ajustado margen de diferencia (51% frente a un 48%) entre quienes apoyaban el "leave" (salida), y quienes eran partidarios del "remain" (permanecer). El apoyo mayoriario a la salida provenía de las regiones del interior del conjuto británico, mientras que las provincias y las regiones con fronteras terrestres como Irlanda del norte apoyaban la continuidad o permanencia en el pacto europeo.

Tras la derrota de la continuidad se presentó la primera dimisión: el primer ministro de la época, David Cameron, quien señaló a su partida que ante la decisión popular, el Reino Unido requería de un liderazgo diferente que sirviera de timonél durante el proceso de negociación de los términos del Brexit.

Así, llegaría la era de Theresa May. Ella asumió la carga de las negociaciones con Bruselas, y pese a conseguir un acuerdo con los líderes de los 27 estados comunitarios, no logró el respaldo o refrendación de lo pactado por parte de los miemros de la Cámara de los Comunes.

May incluso tuvo sectores de oposición al interior de su propio partido; el Tory; como se conoce a los conservadores, y su propuesta se hundió en tres ocasiones. La líder conservadora no logró las mayorías en las elecciones parlamentarias y tuvo que apostar a un gobierno de coalición que no le fue favorable en las decisiones frente al acuerdo de salida de la UE.

Los puntos que se convirtieron en el centro del debate en la Cámara de los comunes fueron los relacionados con el mercado común 2.0, el estatús migratorio de los ciudadanos comunitarios y británicos, y las fronteras entre las dos Irlandas. El temor al fracaso del llamado tratado del Viernes Santo; que significó la paz entre las Irlandas, se hizo tangible, e incluso surgieron las voces de quienes plantearon un nuevo referendo. El miedo a un Brexit sin acuerdo también estuvo presente.

Tras las tres derrotas y dos solicitudes, ante la UE, de aplazamiento del día D, May decidió dar un paso al costado, y dejar de abogar por un acuerdo. Ella había sido, durante el referendo, partidaria del "remain", pero había asumido el cargo de primera ministra y el reto Brexit para honrar la voluntad popular reflejada en los resultados de la consulta de 2016. 

Foto: AFP

Con la renuncia de May en junio de 2019, el cargo de primer ministro fue asumido por Boris Jhonson, cuya postura de Brexit duro fue ampliamente acogida por los sectores más conservadores de su partido, y quien también se vio beneficiado por una aparente división al interior del Partido Laborita. Sin embargo, es importante recordar que durante el proceso, Jhonson también se vio forzado a solicitar en una ocasión una prorroga al día D frente a la UE.

El trinfo final de Jhonson se comenzó a materializar a comienzo del mes de enero, cuando la Cámara de los comunes, con "aplastante mayoría" a favor de Jhonson, aprobó el acuerdo, y dio paso a su evaluación y debate por parte de los Lores, quienes en su momento habían intentado imponer enmiendas en los temas relacionados, entre otros, al estatus de los ciudadanos comunitarios residentes en el Reino Unido.

Son embargo, dichas observaciones finalmente no fueron acatadas en el debate de vuelta por los comunes, y en su regreso a la Cámara de los Lores (quienes son parlamentarios vitalicios), finalmente fueron obviadas. 

El siguiente paso está en manos de la UE, donde sus estados miembros deberán refrendar lo acordado. Así, el Reino Unido tendrá una etapa de trascición que regirá hasta finales de 2020, donde seguirán vigentes los beneficios propios de la UE.

  

Foto: AFP

Con la luz verde dada por el Parlamento británico, el Reino Unido se constituye en el segundo Estado, desde la creación de la UE que hace efectivo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, y abandona la UE. El primero fue Groenlandoa en 1985 y lo hizo frente a la Comunidad Económica Europea, organización predecesora de la Unión Europea.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar