147131

Joven paquistaní se inmola tras liberación de sus violadores

Oriente - Marzo 14 de 2014, 8:58 am
Los tres hombres que intentaron violarla fueron puestos bajo libertad condicional. Foto: AFP

La estudiante de 17 años falleció hoy en el hospital por las graves quemaduras.

Una joven murió en Muzaffargarh, en el este de Pakistán, por las heridas que sufrió tras prenderse fuego ella misma en protesta por la salida en libertad condicional de tres hombres que la intentaron violar, informó a una fuente policial.
 
La chica, de 17 años, se inmoló ayer frente a una comisaría de Policía del barrio de Bet Mir Hazar después de que un juzgado liberara bajo fianza a tres de los cinco hombres que la intentaron violar en enero, según un agente de la propia comisaría, Fazal Husein.
 
El incidente sucedió ayer y, según el diario local Dawn, la joven protestó por lo que consideró una actuación sesgada de la Policía, que con su informe favoreció la salida de prisión de los tres agresores, mientras que los otros dos no han sido arrestados.
 
"Salieron en libertad porque se trató de un intento de violación, no de una agresión consumada", justificó el agente.
 
Sin embargo, Dawn informó que la jefatura de Policía de distrito ha suspendido al responsable de la comisaría implicada y al oficial que investigó el caso, y jefe de Gobierno provincial de Punyab ha pedido información sobre el caso.
 
Fuentes policiales del distrito afirmaron que la suspensión de los responsables policiales "no está confirmada".
 
El rotativo añadió que antes de tomar su desesperada medida de protesta, la víctima buscó ayuda de la activista Mujtar Mai, que se convirtió en símbolo de la lucha por los derechos femeninos en Pakistán tras llevar a los tribunales a un grupo de hombres que la violó en 2002 en pago de un crimen de honor de su hermano.
 
Mai habló con la Policía de Muzaffargarh para defender la causa de la víctima, aunque finalmente su intervención no surtió efecto y la joven, que sufrió quemaduras en el 80 % de su cuerpo, murió en un hospital de la vecina ciudad de Multán.
 
Diversas organizaciones de defensa de derechos de las mujeres en Pakistán alertan de que detrás el millar de casos de violación denunciados anualmente se esconden muchos más que pasan desapercibidos y no son siquiera denunciados.
 
La violación dentro del matrimonio no es considerada delito en Pakistán y en numerosos casos se aplica la premisa islámica de que para considerar probada una agresión sexual se requiere el testimonio ocular de cuatro varones. 
 
EFE
joven paquistani violaciòn libertad agresores inmolacion