Joven que no cedió ante acoso sexual de su profesor fue quemada viva

Joven quemada viva
Nusrat Jahan Rafi, de 19 años, era víctima de acoso sexual por parte del director del centro educativo donde estudiaba en Bangladés.
 
La joven, con el respaldo de su familia, tomó la valiente decisión de denunciar a su agresor ante la Policía, sin imaginarse que dos semanas después sería blanco de un brutal ataque que le costaría la vida.
 
Según detallaron las autoridades, el día de su muerte fue llevada mediante engaños al techo de la escuela, ubicada al sureste del país. Allí, un grupo de asaltantes la intimidó para que retirara la denuncia por acoso sexual contra el director del establecimiento.
 
Frente a su negativa, Nusrat Jahan Rafi fue rociada con gasolina y después le prendieron fuego. 
 
El plan de sus verdugos era hacer pasar su muerte por un suicidio.
 
Foto: AFP
 
La joven murió cinco días más tarde, el 10 de abril, por la gravedad de las quemaduras en el 80% de su cuerpo. Su asesinato desató una ola de protestas en todo el sur de Asia. 
 
La primera ministra de Bangladés, un país con 160 millones de habitantes, prometió enjuiciar a todas las personas implicadas en el caso:
 
Ninguno de los culpables escapará de la ley
 
Al menos 16 personas, entre ellas el profesor de la joven, fueron inculpadas y podrían ser condenados a la pena de muerte si son declaradas culpables.
 
Su hermano intentó acompañarla a la escuela por temor a que le pasara algo malo, pero le impidieron la entrada al centro educativo. "Si no me hubieran detenido, a mi hermana no le habría pasado algo así", aseguró.
 
La investigación reveló que Moazzem Hossain, jefe de la policía en la ciudad donde la joven fue quemada, no había tratado correctamente la denuncia que presentó ella.
 
En un video filtrado a la prensa local, se muestra a Nusrat Jahan Rafi, visiblemente afectada, en el momento en que rinde su testimonio en la comisaría local. 
 
En la grabación se escucha cuando un policía le asegura que su denuncia "no es la gran cosa".
 
El funcionario fue arrestado y suspendido de la institución, al igual que dos inspectores más, confirmó el portavoz de la policía de Bangladés, Sohel Rana.
 
Nusrat Jahan Rafi pudo testificar del ataque donde le prendieron fuego antes de fallecer.
 
NoticiasRCN.com