272348

El partido gobernante surcoreano pierde la mayoría en el Parlamento

Oriente - Abril 13 de 2016, 4:38 pm
Delegados electorales cuentando votos en un centro de recuento de papeletas en Seúl. Foto: EFE.

El índice de participación fue del 58 % al cierre de las urnas, cifra que supera con creces el 49.3 % de los últimos comicios de 2012.

El partido conservador Saenuri de la presidenta Park Geun-hye ganó este miércoles las elecciones legislativas de Corea del Sur, pero quedó lejos de la mayoría en el Parlamento y se vio superado contra todo pronóstico por las fuerzas progresistas y de centro.

Con el 70 % de votos escrutados a las 11:55 p.m. (hora local) el partido gobernante obtendría 128 diputados frente a 117 del principal opositor, la formación de izquierdas Minjoo (Democrático), de los 300 escaños que componen la Asamblea Nacional.

Por su parte, el Kookmin o Partido del Pueblo, un partido con vocación de centro formado recientemente a partir de una escisión del anterior bajo el liderazgo del empresario y académico progresista Ahn Cheol-soo, sería la tercera fuerza más votada con 39 legisladores.

Otro partido de izquierdas, el Jeongee o Partido de la Justicia, se llevaría 5 asientos y otros 11 serían asignados a candidatos independientes.

El recuento final de las vigésimas elecciones legislativas de Corea del Sur se conocerá en la madrugada de este jueves.

Saenuri acapara hasta este miércoles 146 diputados, mientras Minjoo cuenta con 102, otros 20 son de Kookmin y 17 están ocupados por independientes de un total de 292 escaños, ya que los 8 restantes permanecen vacantes.

El avance de los partidos progresistas y el receso del conservador en las legislativas de hoy ha sido una gran sorpresa, ya que en las pasadas semanas todas las encuestas otorgaban a Saenuri una amplia mayoría.

Una de las claves del resultado está en el índice de participación, que fue del 58 por ciento al cierre de las urnas, cifra que supera con creces el 49,3 por ciento de los últimos comicios de 2012.

La alta afluencia en los colegios se atribuye a una mayor movilización de los jóvenes y habría favorecido a la oposición, ya que su principal bastión son los votantes menores de 30 años, en general opuestos a la administración de Park Geun-hye, hija del dictador militar Park Cheong-hee que gobernó con mano dura en los 60 y 70.

Además, los comicios han tenido lugar en un entorno regional marcado por la tensión con Corea del Norte después de su cuarta prueba nuclear y un ensayo de misiles de largo alcance.

El partido gobernante confiaba en que su política de mano dura con Pyongyang le reportara una buena recompensa electoral aunque, a juzgar por los resultados, el conflicto con el país vecino apenas habría influido en la decisión de voto de los surcoreanos.

A la espera de que lleguen los resultados finales, el nuevo Parlamento supondrá un importante cambio en las políticas del país al dejar al partido conservador de Park sin opciones de aprobar leyes de manera unilateral y obligar a todas las fuerzas a buscar consenso en las votaciones.

Los regionalismos, siempre presentes en la política de Corea del Sur, han quedado patentes en estas elecciones, que han dejado un mayor número de votos para Saenuri en las provincias del este, su bastión tradicional, mientras Minjoo ha barrido en el oeste del país.

En Seúl y su área metropolitana, donde viven más de dos quintas partes de la población surcoreana, los opositores se han impuesto con claridad al partido gobernante, según los datos provisionales del recuento.

Más de 42 millones de ciudadanos de Corea del Sur, cuya población total es de cerca de 50 millones, estaban llamados este miércoles a votar en 13.837 colegios electorales de todo el país.

Las elecciones legislativas surcoreanas se celebran cada cuatro años y son completamente independientes de las presidenciales, cuya próxima edición tendrá lugar en diciembre de 2017 para designar al nuevo jefe de Estado del país asiático. 

EFE

Corea del Sur elecciones seúl política Park Geun-hye