107071

Siria evacua primer cargamento de materiales químicos

Oriente Medio - Enero 7 de 2014, 3:06 pm
La evacuación del material es la primera fase de un plan para destruir el arsenal del régimen. Foto: AFP

Los materiales fueron cargados desde dos puntos del puerto sirio de Latakia en un buque comercial danés.

El primer cargamento de productos químicos fue evacuado de Siria para su destrucción en función de un acuerdo con el régimen, en un momento en que el conflicto dio un nuevo giro con los combates entre rebeldes y yihadistas, otrora aliados.
 
La evacuación de los productos químicos más peligrosos es la primera fase de un plan para destruir el arsenal del régimen, elaborado por iniciativa de Washington y Moscú.
 
Todo el arsenal debe ser destruido antes del 30 de junio de 2014, según la resolución 2118 del Consejo de Seguridad de la ONU adoptada en septiembre.
 
"Una primera cantidad de material químico de gran importancia fue retirada de dos lugares, transportada al puerto de Latakia para ser verificada y cargada hoy (martes) en un barco comercial danés", indicó en un comunicado la misión conjunta ONU-OPAQ (Organización para la Prohibición de Armas Químicas).
 
El barco se dirigió hacia aguas internacionales y permanecerá allí "a la espera de la llegada al puerto de otros importantes productos químicos".
 
Una vez agrupados en Latakia, los componentes químicos deberán ser transportados hasta un puerto italiano, donde serán transferidos a un barco de la marina estadounidense preparado para destruirlos en alta mar.
 
En La Haya, el director general de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, calificó esta primera evacuación de "paso importante".
 
"Insto al gobierno sirio a mantener este impulso para eliminar los productos químicos prioritarios restantes, de manera segura y en el plazo, de forma que puedan ser destruidos en el exterior de Siria tan rápido como sea posible", indicó.
 
El acuerdo sobre la destrucción del arsenal químico sirio permitió evitar una intervención militar estadounidense en el país, como represalia a un ataque químico mortal registrado en agosto cerca de Damasco y del que Washington acusa al régimen de Bashar al Asad.
 
La evacuación de este primer cargamento se produjo en un momento en que la rebelión siria vive una lucha interna sin precedentes.
 
Desde el viernes, rebeldes y combatientes del Frente Al Nosra, la rama oficial de Al Qaida en Siria, se enfrentan contra los yihadistas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), un grupo originario de Irak.
 
Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), estos combates han causado ya al menos 274 muertos: 129 rebeldes y miembros de Al Nosra, 99 yihadistas del EIIL y 46 civiles.
 
El líder del Frente Al Nosra, Abu Mohamad al Jolani, calificó la situación de "desafortunada" y llamó a un "alto el fuego", a "proceder a un intercambio de prisioneros y a dar prioridad al combate contra el régimen".
 
Jolani acusa al EIIL "de haber desarrollado sobre el terreno una política errónea, que fue un factor importante en la activación del conflicto".
 
Al EIIL se le reprochan una serie de abusos, principalmente secuestros y asesinatos de civiles y rebeldes rivales.
 
El Frente Islámico, el Ejército de los Muyahidines (islamista) y el Frente de los Revolucionarios de Siria ("moderado", no islamista) iniciaron esta ofensiva contra el EIIL, a la que se sumó después Al Nosra.
 
"El comportamiento del EIIL se había vuelto insoportable para la mayoría de los grupos armados (...) especialmente los intentos de hacerse con el control de las zonas fronterizas, cortando así las redes logísticas de los rebeldes", afirmó a la AFP Thomas Pierret, especialista del Islam, en Siria.
 
Romain Caillet, especialista del salafismo contemporáneo, considera que "la oposición quiere dar buena imagen a los gobiernos occidentales" desmarcándose de los yihadistas.
 
El conflicto, desencadenado por una revuelta pacífica que se militarizó ante la sangrienta represión del régimen sirio, ha dejado más de 130.000 muertos desde marzo de 2011.
 
El 22 de enero está prevista la celebración de una conferencia de paz en Suiza, a la que la Coalición Nacional de la oposición, reunida en Estambul, todavía no confirmó si asistirá.
 
AFP
yihadistas siria armas químicas material evacuado guerra religión política