111881

Egipcios buscan nueva Constitución en medio de tiroteos

Oriente Medio - Enero 14 de 2014, 10:42 am
Los egipcios votarán entre hoy y mañana por una nueva Constitución. Foto: AFP

Cuatro personas murieron en medio de tiroteo cuando algunos caminantes se dirigían a colegios electorales.

Los egipcios votaban en un referéndum constitucional que supone la primera votación desde que los militares derrocaron al presidente islamista Mohamed Mursi y que podría impulsar una candidatura presidencial por parte del jefe de las Fuerzas Armadas, el general Abdel Fattah al-Sisi.
 
Sin embargo, la jornada se ha visto opacada por la violencia que ha dejado cuatro muertos por disparos de supuestos seguidores de los Hermanos Musulmanes que se habían apostado en las azoteas de edificios de la ciudad de Sohag, en el sur de Egipto, informó el Ministerio egipcio del Interior.
 
Pocos dudan de que los egipcios, que llevaron a cabo masivas manifestaciones contra el mandato de Mursi antes de su derrocamiento, acudirán en gran número y votarán "sí" en una consulta que se va a celebrar durante dos días y que supone un paso más en el calendario político establecido por el Gobierno apoyado por los militares.
 
 
Sisi derrocó a Mursi, el primer jefe de Estado del país elegido libremente, en julio. Los islamistas rivales del general lo consideran el cerebro de un golpe de Estado que desató los peores disturbios en la historia moderna del país y estableció lo que sus detractores califican como un Estado policial.
 
Pero muchos ciudadanos están cansados de la inestabilidad política que ha sacudido al país y debilitado su economía desde el levantamiento popular contra el autócrata Hosni Mubarak en el 2011, y consideran a Sisi un personaje decisivo que puede reinstaurar la estabilidad.
 
Los analistas dicen que el referéndum también se ha convertido en una consulta sobre la popularidad de un hombre cuya imagen aparece en numerosos carteles por todo El Cairo. Si se presentara a presidente, se cree que ganaría ampliamente.
 
En la localidad de Tanta, en el Delta del Nilo, unas 40 mujeres hacían cola en un centro electoral situado en un colegio femenino de primaria. Cerca de una decena de policías y soldados vigilaban el lugar.
 
"La aceptación de esta Constitución demostrará que tuvimos una gloriosa revolución el 30 de junio que fue la voluntad del pueblo aplicada por el Ejército", dijo Negla Hasan, una profesora de inglés de 30 años.
 
Los egipcios que defienden la toma de poder de los militares se refieren a ella como una revolución, argumentando que representó la voluntad popular porque siguió a unas manifestaciones masivas contra Mursi.
 
"Hemos apartado a los Hermanos (Musulmanes) y viviremos con estabilidad y seguridad con nuestra policía y Ejército. Con Sisi al frente del país, Egipto volverá a ser la madre del mundo", añadió Hasan.
 
La transición política podría seguir tropezando. Milicianos islámistas relacionados con Al Qaeda, que según dicen funcionarios de seguridad tienen vínculos con los Hermanos Musulmanes, han aumentado los ataques contra las fuerzas de seguridad desde el derrocamiento de Mursi.
 
Los Hermanos Musulmanes han repetido que son un movimiento pacífico y que espera que las manifestaciones callejeras hagan caer al Gobierno y a sus aliados en el Ejército.
 
Los canales públicos y privados de televisión demonizan a los Hermanos como "terroristas", al tiempo que suelen mostrar a Sisi inspeccionado instalaciones militares, dando discursos y reuniéndose con ciudadanos.
 
Una explosión pudo oírse en El Cairo justo antes de que se abrieran las urnas, dijeron las fuerzas de seguridad, cerca de un edificio judicial en el distrito de Imbaba. No hubo noticias inmediatas de víctimas.
 
Este referéndum es la tercera ocasión en que los egipcios votan sobre cambios constitucionales desde el histórico levantamiento de enero del 2011 contra Mubarak, un antiguo jefe de las Fuerzas Armadas, en plena Primavera Árabe, y la sexta en la que van a las urnas desde entonces.
 
La Constitución reemplazará una firmada por Mursi hace poco más de un año después de que fuera aprobada en otro referéndum. El nuevo texto elimina el lenguaje islámico más polémico al tiempo que refuerza las instituciones estatales que desafiaron a Mursi: las Fuerzas Armadas, la policía y el poder judicial. 
 
Reuters
Egipto muerte Constitución referendo democracia Mursi Abdel Fattah al-Sisi.