269683

EE.UU. asegura que ha disminuido la capacidad del EI para fabricar armas químicas

Mundo - Marzo 10 de 2016, 4:14 pm
EI también fabricaba gas mostaza que en grandes cantidades puede resultar mortal. AFP

El Pentágono considera que Estado Islámico estaría fabricando gas cloro, un elemento altamente tóxico y prohibido desde 1997.

El portavoz del Pentágono, Peter Cook, informó hoy que el Ejército estadounidense ha "interrumpido y degradado" una parte importante de las instalaciones en las que el Estado Islámico (EI) estaría desarrollando armas químicas, gracias a la información aportada por un detenido del grupo yihadista en Irak.

"Los múltiples ataques han interrumpido y degradado las capacidades de armas químicas del EI, con lo cual la información del detenido fue de mucha ayuda", dijo hoy Cook en una rueda de prensa.

El Pentágono confirmó que EE.UU. capturó durante el transcurso de una de las operaciones especiales en el mes de febrero a un importante especialista en armas químicas del Estado Islámico, que fue entregado a las autoridades iraquíes el pasado martes.

"Creemos que esta información que hemos sido capaces de obtener nos permitirá realizar operaciones adicionales", agregó el portavoz de Defensa.

Cook aseguró que, gracias a esa detención, EE.UU. ha realizado "múltiples ataques" que han hecho "mucho daño" a la capacidad del EI de desarrollar armas químicas, algo que ha representado un paso "muy valioso" en la lucha contra el Estado Islámico.

Según indicó hoy el portavoz, citando "reportes públicos", el EI ha utilizado y está elaborando principalmente gas mostaza, que puede causar ceguera y problemas respiratorios aunque solo resulta mortal en cantidades muy elevadas, pero también estaría fabricando gas cloro, algo por lo que el Pentágono está "muy preocupado".

El gas cloro es un elemento químico que se empleó durante la Primera Guerra Mundial y recientemente se ha usado también en la guerra en Siria, por parte del régimen de Bachar al Asad.

Está prohibido internacionalmente en virtud de un acuerdo sobre armas químicas de 1997.

"Haremos todo lo que podamos para intentar que el Estado Islámico no ejecute ningún ataque con armas químicas o de otra índole, pero estamos seguros de que estas nuevas acciones han jugado un papel importante", aseguró el portavoz de Defensa.

Cook no quiso detallar la cantidad o el lugar dónde se han efectuado estos "múltiples" ataques contra las instalaciones de armas químicas para no comprometer futuras operaciones, pero sí dijo que Estados Unidos y la coalición "llevan ganando" la lucha contra este grupo terrorista "desde hace un tiempo".

El portavoz del Pentágono mantuvo que la "voluntad demostrada" de utilizar armas químicas del Estado Islámico es una "preocupación obvia" para sus tropas y la población civil en Siria e Irak, y recordó que el uso de esas armas es una violación de la ley internacional.

Cook subrayó que la estrategia del Pentágono es capturar e interrogar a miembros clave de las fuerzas del Estado Islámico de manera temporal, y que todas las detenciones están coordinadas con el Gobierno y las fuerzas de seguridad iraquíes.

El especialista en armas químicas del EI fue capturado poco después de la llegada de nuevas tropas de Operaciones Especiales estadounidenses en Irak, un comando de unos 200 soldados formado en su mayoría por agentes de las fuerzas de élite Delta Force.

Hasta que llegó este comando, el Ejército estadounidense estaba combatiendo el EI con ataques aéreos que eliminaron un gran número de combatientes del grupo terrorista islámico en Irak y en Siria.

Ahora la misión de este comando es capturar e interrogar operativos clave del Estado Islámico para obtener más información sobre sus objetivos.

EFE

armas químicas Estado Islámico gas cloro gas mostaza pentagono guerra quimica