138401

Paco de Lucía, "un hombre común, de a pie, de pueblo"

Gente - Febrero 26 de 2014, 10:07 pm
Francisco Sánchez Gómez "Paco de Lucía". Foto: AFP

Alian Pérez, bajista y compañero en escena de Paco de Lucía recuerda al prodigio del flamenco en sus momentos más cercanos.

“Es como un sueño, como si hubiera vivido un sueño”, así describe Alain Pérez los diez años que vivió junto al prodigio del Flamenco, Paco de Lucía.  Un sueño del que este miércoles 26 de febrero Alain Pérez despertó, él y el mundo. El genio del flamenco se ha ido.

 Las cuerdas de su guitarra no se desgarrarán más, la pasión gitana de  sus notas se han hecho leyenda para quienes amaron su música y tuvieron la fortuna de vibrar a su lado.

“La última vez que lo vi en persona fue cuando terminamos la gira el año pasado en Chile, estaba perfecto, contento, motivado, se veía bien”, cuenta el bajista cubano quien actualmente se encuentra en Bogotá.   

Pérez recorrió junto a Paco de Lucia “medio mundo”: Europa, Suramérica, Estados Unidos. Llevando su música de desbocada pasión. Siempre juntos, como una familia, según relata. 

“Paco siempre tenía algo que enseñarnos. Él era mucho mayor que yo, era como un padre de la vida, de la música”, agrega. Y ¿cómo no aprender de Paco?, era un hombre de calle, austero, protector de su familia y de su intimidad.

“Él para sus amigos deja los valores. Era un hombre cercano, humilde, cuidadoso, respetó siempre a su familia, fue un padre ejemplar, constante, luchador.  Nunca perdió sus valores y los consideró más importantes que a la música misma. Era un hombre común, de a pie, hombre de pueblo”, asegura Pérez.

Hoy, cuando el prodigio del flamenco nacido en Algeciras (España) en 1947 ha partido, Alain mira hacia atrás y recuerda que “la bestia” del flamenco fumaba “demasiado”, pero era único en su ritual previo a subir el escenario. 

“Durante dos horas se preparaba, se transformaba en la bestia”, confiesa con voz entrecortada.  

Quizás pocos saben que aunque Paco de Lucía ha muerto, casi como un presentimiento, preparó con empeño su último álbum que cuenta, entre otros, con la participación de Óscar de León. 

El último legado de Paco, su disco, en el que Pérez tuvo la oportunidad de producir un tema y grabar como bajista, está listo, remasterizado, “listo para salir el mercado” y será según el músico cubano, “un trabajo póstumo”. 

Un trabajo que reúne “los momentos alegres” de una amistad que en diez años creció y que deja en Pérez las enseñanzas de un grande.

“Me llevo su música enclavada en el corazón, en mi alma, su experiencia, sus enseñanzas, su respeto hacia mí”, asegura Pérez.

“Difícil de asimilar” como lo describe Alian Pérez, así es para sus amigos, familiares y seguidores, la partida de Paco de Lucía. Pero en el viaje eterno se encontrará con su amigo Camarón,  a quienes muchos llamaban la “voz de los dedos de Paco”, juntos son ahora leyenda, la voz y la guitarra del flamenco de una vez por todas reunidos.

Johanna Melo/NoticiasRCN.com

Perfil Paco de Lucía Alian Pérez músicos homenaje muerte recuerdos memorias íntimas