111081

El "mea culpa" de Kaláshnikov por muertes que dejó su arma

Gente - Enero 13 de 2014, 11:11 am
Kaláshnikov murió en diciembre a los 94 años. Foto: AFP.

El creador del rifle AK-47 escribió una carta antes de su muerte en la que se culpa de la pérdida de tantas vidas.

Mijaíl Kaláshnikov, creador del legendario rifle de asalto, escribió una carta al jefe de la Iglesia ortodoxa rusa antes de su muerte manifestando el temor de ser culpable personalmente de la pérdida de tantas vidas.

Kaláshnikov, quien falleció en diciembre a los 94 años, escribió la emotiva carta en abril del año pasado, indicó este lunes Izvestia, un diario partidario del Kremlin.

"Mi dolor espiritual es insoportable. Una y otra vez me hago la misma pregunta que no puedo contestar: ¿Si mi rifle terminó con la vida de tantas personas, puede ser que yo... sea culpable de esas muertes, aunque fueran enemigos?".

La carta dactilografiada en el papel personal de Kaláshnikov, reproducida por Izvestia, fue firmada con mano temblorosa por el hombre que se describió a sí mismo como "un esclavo de Dios, el diseñador Mijaíl Kaláshnikov".

Kaláshnikov, a cuyo funeral asistió el presidente Vladimir Putin, creó ese rifle de diseño simple y duradero tras la grave carencia de armas del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, el rifle AK-47 es fabricado masivamente sin licencia en todo el mundo y se ha convertido en el arma preferida de los movimientos insurgentes. También es utilizada por los niños soldados.

El secretario de prensa del Patriarca, Alexander Volkov, dijo a Izvestia que el jefe de la Iglesia ortodoxa rusa recibió esa misiva y escribió una respuesta personal.

"La Iglesia tiene una posición muy clara: cuando las armas sirven para proteger a la patria, la Iglesia apoya tanto a sus creadores como a los soldados que las utilizan", dijo Volkov.

"Él diseñó ese rifle para defender a su país, no para que los terroristas pudieran utilizarlo en Arabia Saudita", agregó.

AFP

guerra fría unión soviética violencia conflicto armas sangre muerte lucha