149871

Ucrania se prepara para evacuar civiles y soldados de Crimea

Europa - Marzo 19 de 2014, 11:24 am
24% de las personas que habitan Crimea son ucranianas. Foto: AFP

El Gobierno acogerá a todos las personas que quieran dejar la península anexionada a Rusia.

El Gobierno de Kiev aprobó un plan para evacuar, en caso de necesidad, a los ciudadanos ucranianos de Crimea, la península que ayer fue anexionada por Rusia.
 
El ministro portavoz del Ejecutivo ucraniano, Ostal Semerak, dijo que el plan fue preparado por el Gobierno y por el Consejo de Seguridad, órgano asesor adjunto, y adoptado en la reunión del Consejo de Ministros.
 
"Prevemos que este proceso podrá ser llevado a cabo a gran escala", señaló, al tiempo que puntualizó que se ha ordenado a todos los órganos del poder ejecutivo ultimar los preparativos.
 
"El plan contempla encargar a todos los órganos del poder ejecutivo que lleven a cabo la etapa preparatoria y cumplan las tareas que ya hoy tienen que afrontar", dijo el funcionario.
 
Aseguró que ya se está trabajando para poder acoger a aquellos ciudadanos crimeos que han abandonado sus casas, y se ha montado un centro de llamadas para los "refugiados".
 
El ministro no dio detalles del plan de evacuación, pero recordó que algunas regiones de Ucrania ya se han ofrecido para recibir a sus compatriotas de Crimea.
 
Por su parte, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Andrii Parubii, anunció que estaba preparando la evacuación de sus soldados de Crimea, donde fuerzas prorrusas ocuparon dos bases de la Marina ucraniana, consolidando el control de Rusia sobre la península, pese a las amenazas de nuevas sanciones occidentales.
 
"Estamos elaborando un plan que nos permita evacuar a los soldados y a sus familias de Crimea, para que se trasladen rápida y eficazmente a Ucrania continental", declaró Parubii. 
 
Ucrania también afirmó que saldrá de la Comunidad de Estados Independientes (ex repúblicas soviéticas), e instaurará visas de ingreso para ciudadanos rusos, al tiempo que dio un plazo de tres horas a las nuevas autoridades de Crimea para liberar al almirante Serguii Gaiduk, capturado en la sede de la Marina en Sebastopol.
 
Horas antes, las fuerzas prorrusas habían ocupado una base naval ucraniana en Novoozerne, en el oeste de la península, tras haber tomado, también el miércoles, el cuartel general de la Marina en el puerto de Sebastopol sin disparos, al día siguiente de la muerte de un militar ucraniano y de un miliciano prorruso en un intento de asalto contra una unidad militar ucraniana en Simferopol, la capital regional.
 
El martes, tras la muerte de un militar ucraniano, Kiev autorizó oficialmente a sus soldados en Crimea a usar sus armas en defensa propia y el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, afirmó que el conflicto había "pasado de una fase política a una fase militar".
 
Tribunal ruso ratifica la anexión
 
En Moscú, el Tribunal Constitucional ruso validó por unanimidad el tratado sobre la incorporación de Crimea, firmado el martes por el presidente Vladimir Putin, pese a las amenazas de sanciones de los países occidentales por esa primera expansión de las fronteras rusas desde la Segunda Guerra Mundial.
 
La península, de unos dos millones de habitantes, en su mayoría de origen o habla rusos, había sido cedida por Rusia a Ucrania en 1954, cuando ambas repúblicas formaban parte de la URSS. Siguió bajo soberanía de Kiev tras la independencia de Ucrania en 1991, pero la flota rusa del Mar Negro conservó su base en Sebastopol.
 
En este contexto, Alemania suspendió un importante proyecto militar con Rusia, a la que planeaba entregar un campo de entrenamiento equipado, afirmó el miércoles el ministro de Economía y vicecanciller Sigmar Gabriel. Según el diario Die Welt, se trata de un proyecto de unos 100 millones de euros.
 
En momentos en que el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, viajaba a Rusia este miércoles para tratar de buscar una solución pacífica a la crisis por Crimea, Estados Unidos llamó a Rusia a abrir un diálogo con Ucrania sobre las bases militares en Crimea y responsabilizó a Moscú por cualquier incidente provocado por sus tropas o aliados.
 
El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, de gira por los países bálticos y Polonia, advirtió de "más sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE)", después de las anunciadas el lunes contra un número limitado de personalidades rusas y ucranianas prorrusas.
 
Además, el presidente Barack Obama, invitó a los dirigentes del G7 y a la UE a que se reúnan la semana próxima en La Haya, al margen de la cumbre sobre seguridad nuclear, para hablar de Ucrania.
 
El gobierno británico cree que habría que plantearse la expulsión de Rusia del G8, dijo el primer ministro David Cameron.
 
En este contexto, la Comisión Europea pidió el miércoles a Ucrania una reforma de los precios de la electricidad, masivamente subvencionados, y que luche activamente contra la corrupción a cambio de una ayuda financiera de 1.600 millones de euros, parte de un gran plan anunciado a principios de marzo.
 
Los mandatarios de la UE se reúnen en cumbre este jueves y viernes con posiciones divididas, los más "duros" piden sanciones económicas y financieras, los otros esperan un diálogo con Moscú sin decidirse aún a asumir el costo que supone tomar medidas más fuertes.
 
Agencias

 

Crimea rusia ucrania anexion ciudadanos evacuación guerra