133941

Sangrientas protestas en Kiev se propagan por toda Ucrania

Europa - Febrero 19 de 2014, 7:54 am
El Gobierno ucraniano abrió una investigación por intento de toma ilegal del poder. Foto: AFP

Los enfrentamientos entre los manifestantes y las autoridades han dejado 26 muertos.

La violentas manifestaciones antigubernamentales en Kiev, que han dejado 26 muertos y 241 heridos en las últimas 24 horas, se propagan al oeste de Ucrania, donde grupos de protestantes asaltan sedes de administraciones locales y del Estado, y queman coches policiales.
 
El Comité del Maidán (como se conoce la protesta popular contra el presidente Víktor Yanukóvich) de la región de Lvov ha anunciado una movilización general de voluntarios para desplazarse a Kiev, donde los disturbios han cobrado fuerza y los heridos se cifran por centenares.
 
En la ciudad de Ternópol, donde la masa enfurecida incendió una comisaría de la policía, mientras que en la ciudad de Ivano-Frankivsk, los edificios de la Fiscalía y del Comité de Seguridad de Ucrania fueron ocupadas por activistas opositores.
 
 
En Rovno, los manifestantes se apoderaron de la base de las fuerzas antidisturbios Berkut, expulsaron del edificio a los agentes y bloquearon con barricadas el centro de la ciudad.
 
Según el portal comments.us, en Lutsk, una de las ciudades más antiguas de la región occidental de Volinia, los radicales asaltaron la sede del Partido Comunista de Ucrania y quemaron la oficina del oficialista Partido de las Regiones.
 
El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, que declaró día de duelo nacional mañana jueves por las muertes, advirtió a sus oponentes que aunque se había abstenido de usar la violencia desde el inicio de las protestas, desplegaría la fuerza por lo que calificó como un intento de “toma ilegal del poder”, después de que miles de manifestantes enfurecidos asaltaran y quemaron varias administraciones del Estado en Kiev, incluso la sede regional de los servicios secretos.
 
"Hablando francamente, tengo asesores que están tratando de llevarme a las opciones más duras, al uso de la fuerza. Pero siempre he considerado el uso de la fuerza un error. Hay medidas mejores y más eficaces", dijo.
 
Por otra parte, reiteró su voluntad de organizar nuevas elecciones y respetar los resultados si gana la oposición. Pero dijo que sus adversarios han hecho demandas para tomar el poder inmediatamente.
 
La UE amenaza con sanciones
 
El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, urgió hoy a los Veintiocho a "amenazar con sanciones creíbles y concretas a los que han perpetrado las violaciones de derechos humanos" en Ucrania.
 
Por su parte, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, indicó que analizará junto a los responsables de seguridad del bloque "todas las opciones, incluyendo sanciones contra los responsables de la represión y de violaciones de los derechos Humanos" en Ucrania.
 
Los ministros de Exteriores de los 28 celebrarán el jueves una reunión de emergencia en Bruselas.
 
El ministro alemán, Frank-Walter Steinmeier, afirmó que "Ucrania ha pagado muy caras las tácticas dilatorias" de Yanukovich. "Su negativa a llevar a cabo conversaciones serias sobre una solución pacífica del conflicto y una reforma constitucional es un grave error", agrega.
 
Su par sueco, Carl Bildt, fue más lejos y afirmó que Yanukovich tiene "sangre en las manos". "Hay que ser claros: la responsabilidad final de los muertos y de la violencia recae en el presidente Yanukovich. Tiene sangre en las manos", escribió en su cuenta en la red social Twitter.
 
Rusia, en cambio, dio un fuerte apoyo a Yanukovich, achacando la violencia a los dirigentes de la oposición.
 
"En el fondo, se trata de un intento de golpe de Estado", declaró el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado. "La parte rusa exige que los líderes (de la oposición) hagan cesar el derramamiento de sangre en su país y reanuden sin dilaciones el diálogo con el poder legítimo sin amenazas ni ultimátum", agregó.
 
La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, exigió "una investigación urgente e independiente" sobre el estallido de la violencia en ese país de Europa oriental.
 
El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, había instado el martes a Yanukovich a calmar el juego, ordenando el repliegue de las fuerzas de seguridad.
 
Washington condena la violencia, de donde provenga, pero "el gobierno, en particular, tiene la responsabilidad de calmar la situación", dejó claro Biden, según un comunicado difundido por la Casa Blanca.
 
El primer ministro polaco Donald Tusk consideró que Ucrania estaba amenazada por "una guerra civil", con consecuencias para la seguridad y la estabilidad de toda la región.
 
NoticiasRCN.com/agencias
ucrania violencia muerte presidente sangre onu papa Unión Europea rusia Viktor Yanukovich