273240

Residuos fecales en agua embotellada, causa del brote de gastroenteritis en Barcelona

Europa - Abril 25 de 2016, 10:59 am
Las autoridades sanitarias siguen investigando cómo llegaron los residuos a las botellas. Foto: AFP.

Cerca de 4.000 personas resultaron afectadas antes de que la empresa responsable retirara los lotes de botellas de agua que estaban contaminadas.

La contaminación por aguas fecales fue la causa del brote de gastroenteritis registrado en Barcelona entre más de 4.000 personas que tomaron agua embotellada en mal estado, informaron este lunes las autoridades sanitarias de la región.
 
Los análisis realizados tras la aparición del brote la semana pasada detectaron una presencia muy elevada de Norovirus, un virus presente en los excrementos humanos, en las botellas de agua afectadas, señalaron en un comunicado. 
 
"Es la primera vez en el mundo que se encuentra el Norovirus en agua envasada", señaló el catedrático de biología molecular de la Universidad de Barcelona, Albert Bosch, encargado de estos análisis.
 
En total, 4.146 personas de Barcelona y Tarragona fueron infectadas tras consumir agua de los dispensadores de sus empresas. Tras conocerse el caso, la empresa responsable, la española Eden Spring, retiró 6.150 botellas repartidas en 925 empresas.
 
El agua fue envasada en el principado de Andorra, entre España y Francia, donde se habría producido la intoxicación aunque los expertos todavía desconocen cómo. 
 
"Las aguas fecales tienen restos de deshechos humanos, pudo haber una contaminación accidental. La manera en que habitualmente pasa esto en las aguas del grifo es porque de alguna manera se han mezclado aguas fecales con aguas potables", dijo Bosch.
 
"Pero en este caso hablamos de aguas envasadas, hay un proceso y no sabemos en qué punto ha pasado", añadió.
 
Las autoridades sanitarias de la región dieron el brote por terminado, pues hace una semana que no detectan ningún caso nuevo. De todos los afectados, solo seis requirieron ingreso hospitalario.
 
AFP
Residuos fecales botellas agua contaminación afectados Brote gastroenteritis Barcelona