150211

La OTAN pide una respuesta común ante "amenaza rusa"

Europa - Marzo 19 de 2014, 8:26 pm
Despliegue de tropas rusas sin identificar en Crimea, Foto: AFP

El organismo solicitó a Occidente que actúe ante los movimientos rusos en Crimea.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo en Washington que Estados Unidos y Europa deben dar una respuesta diplomática y política a los movimientos rusos para anexionarse Crimea y alterar las fronteras europeas frente a países de la Alianza.

Rasmussen, que anoche se reunió con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el de Defensa, Chuck Hagel, dijo en una conferencia que los movimientos militares de Rusia sobre la península ucraniana de Crimea son "la amenaza más grave a la seguridad y estabilidad europea desde la Guerra Fría".

Además, el secretario de la Alianza Atlántica expresó su temor a que una vez formalizada la anexión de Crimea, con el beneplácito de un referendo regional que dijo se llevó a cabo "a punta de pistola", Rusia intente avanzar sobre las regiones orientales de Ucrania de mayoría ruso-hablante.

El danés lamentó que Rusia haya decidido "usar la fuerza para resolver problemas en lugar de utilizar los mecanismos internacionales que tantas décadas han costado construir".

"La agresión militar en Ucrania es un flagrante quebrantamiento de los compromisos internacionales y una violación de la soberanía e integridad territorial de Ucrania", aseveró Rasmussen, quien pidió una respuesta común de los socios que deje claro que ese comportamiento no quedará impune.

En una conferencia en el centro de estudios Brookings, Rasmussen confesó que teme que la toma de control de Crimea y anexión de facto de la región de mayoría ruso hablante, disuada en el futuro a otros países vecinos a avanzar en su integración con "Euro-atlántica".

Rasmussen aseguró que la OTAN comenzará a llevar el papel protagonista en la movilización militar disuasoria frente a Rusia con el refuerzo de vuelos de vigilancia y protección del espacio aéreo desde Rumania hasta Estonia.

La visita de Rasmussen a Estados Unidos coincide con la gira del vicepresidente de este país, Joseph Biden, por las repúblicas bálticas (Lituania, Letonia y Estonia) y Polonia, las fronteras de la OTAN frente a Rusia, para reafirmar el compromiso estadounidense a la "defensa colectiva" del Tratado del Atlántico Norte.

Biden afirmó hoy desde Lituania que la anexión de Crimea es "una amenaza directa a la seguridad regional", mientras que Rasmussen opinó que lo que está pasando en la península debe ser visto "como una llamada de atención" y un ejemplo de que "la seguridad de Europa no se puede asumir como algo garantizado".

Por el momento, Estados Unidos ha tomado la iniciativa en la movilización de recursos militares ante el despliegue de miles de tropas rusas sin identificar en Crimea, sede de la flota rusa del Mar Negro.

El Pentágono, que cada vez está más nervioso por el establecimiento de posiciones defensivas en Crimea y el acoso a las bases ucranias, ha movilizado una docena de cazas F-16 a Polonia y cuatro F-15 a Lituania.

Las protestas contra el Gobierno proruso en Kiev y la sustitución del presidente Víktor Yanukóvich, aliado del Kremlin, por un Ejecutivo proeuropeo han roto el "statu quo" y el equilibrio de fuerzas en un país situado en medio de las zonas de influencia de la Unión Europea y la Rusia de Vládimir Putin.

Según indicó el experto en Rusia del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) Samuel Charap, la crisis en Ucrania ha llevado a Putin a "un acto de desesperación" para no perder su área de influencia y, por otro lado, demuestra la falta de coordinación entre las iniciativas de la Unión Europea y la estrategia de la OTAN.

La crisis con Rusia por la anexión de Crimea ha monopolizado el contenido de la visita del secretario de la OTAN, quien también recordó que la OTAN tiene otras prioridades, como el fin de la misión de la ISAF en Afganistán, a finales de año, la extensión de una presencia en ese país, y las misiones conjuntas en Kosovo o Somalia.

Un estudiante de la universidad de Georgetown preguntó a Rasmussen sobre el rol de la OTAN en el mundo a largo plazo.

"Hace dos meses te habría contado algo diferente, pero hoy el desafío más apremiante es la crisis ucraniana y mantener la seguridad y estabilidad en Europa (...) tenemos que estar listos para toda eventualidad, tanto en nuestro vecindario, como a nivel global", añadió. 

EFE

OTAN ucrania rusia gobeirno Tropas EE.UU. europa