271720

Bruselas revela propuestas para reformar el sistema de asilo de la UE

Europa - Abril 6 de 2016, 6:45 am
Comisión Europea. Foto: AFP

El reglamento de Dublín, aunque siga vigente, no se aplica sin embargo en su totalidad desde hace años.

La Comisión Europea debe aprobar este miércoles una serie de propuestas para reformar el sistema de asilo en la Unión Europea (UE), un nuevo paso para paliar la peor crisis migratoria en décadas.

La presentación de las propuestas, con las que la Comisión ambiciona reformar el llamado sistema de asilo de Dublín, fue pospuesta en dos ocasiones para no frustrar las negociaciones de un bloque muy dividido sobre cómo enfocar la crisis migratoria con Turquía.

El sistema de asilo en la Unión Europea se rige por el reglamento de Dublín, que establece que el primer país de la UE al que llega un solicitante de asilo es el que debe encargarse de tratar su solicitud.

Desde hace años, varios Estados miembros de la UE piden una revisión del reglamento, y el registro de 1,25 millones de solicitudes de asilo en 2015 expuso sus fallas.

Italia, sumergida por la llegada masiva de solicitantes de asilo que colapsan sus sistemas de acogida y tratamiento de solicitudes, la reclama y espera que un nuevo mecanismo perenne siente las bases de una mayor solidaridad entre los miembros de la UE.

El reglamento de Dublín, aunque siga vigente, no se aplica sin embargo en su totalidad desde hace años, como quedó en evidencia en 2015 cuando Alemania decidió abrir sus puertas a los migrantes que llegaban a Grecia desde las costas turcas.

Otra de las disposiciones suspendidas es la expulsión de un solicitante de asilo al primer país de la UE al que ingresó. Esto ocurre con Grecia desde 2011, luego de que la justicia europea considerara que las condiciones para acoger a los solicitantes de asilo no eran satisfactorias.

Según una fuente diplomática, la Comisión Europea se dispone a poner sobre la mesa dos opciones.

Una de ellas se basa en el actual sistema, pero establece además un mecanismo en caso de llegadas masivas, similar al que ya está vigente en la UE para el reparto de 160.000 refugiados negociado a duras penas entre los 28 en 2015.

"El objetivo es perennizar este mecanismo", indicó la fuente, con la ventaja de que esta opción, según ella, permitirá responsabilizar a los primeros países adonde llegan los solicitantes de asilo en el control de sus fronteras, en el primer lugar a Grecia, muy criticada por la permeabilidad de sus fronteras.

La otra propuesta apunta a calcar el mecanismo de reparto por cuotas de los solicitantes de asilo entre los 28 para que prevalezca como política de asilo en la UE.

Este haría sistemático el reparto por cuotas, en el que cada país del bloque recibiría una cierta cantidad de refugiados. La cuota por país se establecería, como en el mecanismo de los 160.000, ponderando criterios del PIB o la tasa de desempleados.

Alemania y Suecia apoyarían esta segunda propuesta, aunque el mecanismo que inspiró esta propuesta, adoptado en 2015 para el reparto de 160.000 llegados Grecia e Italia, apenas logró reubicar entre los otros miembros de la UE a 1.111 personas.

A largo plazo, Bruselas estudia la posibilidad de transformar la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) en una entidad que gestione todas las solicitudes de asilo a nivel europeo, en reemplazo de las agencias nacionales.

La UE busca por todos los medios frenar la llegada de migrantes y solicitantes de asilo. El lunes comenzó a funcionar un controvertido acuerdo que la UE selló con Turquía para la expulsión a este país de todos los refugiados y migrantes que llegan ilegalmente a Grecia cruzando el mar Egeo.

El acuerdo fue denunciado por las organizaciones no gubernamentales y de defensa de los refugiados. La Agencia de la ONU para los refugiados expresó sus dudas sobre el reenvío a Turquía de 13 de los primeros migrantes a quienes se aplicó el acuerdo que pedían asilo.

AFP

bruselas grecia asilo dublín comisión europea