302592

Oposición venezolana califica Constituyente de Maduro como el "aniquilamiento" de la democracia

Crisis en Venezuela - Mayo 2 de 2017, 11:11 am
Venezolanos protestan contra el gobierno de Maduro. Foto: AFP

La iniciativa presidencial de redactar una nueva Constitución fue calificada por los líderes de la oposición como un nuevo "golpe de Estado".

El jefe del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, aseguró que la conformación de una Asamblea Constituyente, anunciada por el presidente Nicolás Maduro, representa el "aniquilamiento" de la democracia del país e insistió en la rebelión popular para evitarlo.  (Vea también: Constituyente "popular" propuesta por Maduro agudiza crisis en Venezuela).
 
"Si todos no damos todo, corremos el riesgo de que se instale y se atornille lo que el mundo entero está luchado, junto con nosotros, para evitar, y es el aniquilamiento de la democracia, y tenemos que verlo así, sin falsos dramatismos", dijo en una entrevista con la emisora local Éxito el parlamentario.
 
Borges, que se ha distinguido por ser uno de los líderes de oposición más conciliadores, sostiene que el país "está en un momento en el que es blanco o es negro, y lo que está planteando Maduro (...) no es una constituyente, es simplemente profundizar de manera grosera lo que es el golpe de Estado en Venezuela".
 
La iniciativa presidencial anunciada el lunes fue calificada por los líderes de la oposición como un nuevo "golpe de Estado" y una estrategia para demorar las elecciones presidenciales que están previstas según la Constitución para 2018, pero que los opositores han intentado presionar para que se celebren este año.
 
El parlamentario, que también lidera el partido opositor Primero Justicia, señaló que "lo que toca ahora por parte de todo el país es rebelarse" frente al llamado del presidente.
 
Borges sostiene que la convocatoria de Maduro busca elegir arbitrariamente a un grupo de representantes desde dentro del gobierno y el chavismo para modificar la Constitución a su medida.
 
"Se trata de una constituyente para matar la Constitución", sentenció el opositor.
 
A su juicio, "no hay nada más violento que ver a un presidente firmado un decreto para matar a la Constitución, ese es el acto más violento que se ha hecho en el país en mucho tiempo".
 
El proceso implica la elección de representantes de la comunidad, a través del voto, para conformar un cuerpo legislador que se encargará de redactar o modificar la nueva carta magna.
 
El primer mandatario adelantó que la Constituyente elegirá a unos "500 constituyentistas aproximadamente, unos 200, 250 electos por la base de la clase obrera, de las comunas, de las misiones, de los indígenas", todos grupos que tradicionalmente han apoyado al oficialismo.
 
La Constituyente tiene por objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución, y podría implicar la refundación de los poderes públicos, incluso los de elección popular. 
 
EFE

crisis en venezuela democracia constituyente marchas protestas