274253

Venezuela acusa a Almagro de seguir instrucciones de EE.UU. para activar Carta Democrática

América - Mayo 5 de 2016, 9:13 pm
La canciller venezolana, Delcy Rodríguez (der.), quien habla junto al secretario general de la OEA, Luis Almagro. Foto: EFE.

La canciller Delcy Rodríguez arremetió varias veces contra el secretario general de la OEA durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente en Washington.

Venezuela acusó este jueves al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de respaldar los pasos de opositores, siguiendo "instrucciones" de Estados Unidos, para invocar la Carta Democrática Interamericana contra ese país.

En una cargada sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA en Washington, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, arremetió en repetidas veces contra Almagro, señalándolo de desviarse de sus funciones y "pasar por encima de los Estados" para invocar la Carta Democrática Interamericana, que contempla la intervención del organismo de ocurrir una "alteración grave" de la democracia en uno de los países miembros.

En la tribuna central del salón Simón Bolívar, Rodríguez lanzó duras críticas contra Almagro, quien la miraba sentado a su lado.

"Hemos denunciado que el Secretario General, que ni vale la pena nombrarlo, porque no importa cómo se llame, sigue jugando un rol de no imparcialidad cuando se trata de Venezuela", dijo.

Para la canciller venezolana, Almagro "ha conjugado la agenda de la Secretaría General con los factores opositores en Venezuela y con las instrucciones que sabemos recibe desde los Estados Unidos". "Tenemos las pruebas", apuntó.

Discusión "apresurada"

Rodríguez estaba respondiendo a una misión del Parlamento venezolano -de mayoría opositora- que la semana pasada se reunió con Almagro en Washington y pidió a la OEA activar medidas para destrabar el choque de poderes en ese país y enviar una misión de observación a un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro activado por la oposición.

Pero también reaccionaba a la publicación este jueves de una opinión de la Secretaría de Asuntos Jurídicos de la OEA, oficina adscrita a la Secretaría General, que interpretaba las condiciones existentes para invocar la Carta.

La canciller venezolana explicó que la Carta Democrática Interamericana, aprobada por el consenso de los 34 países de la OEA en 2001, no puede invocarse sin la aprobación del país en cuestión.

La última vez que la OEA invocó el documento fue en 2009, a través de su artículo 19, tras el golpe de Estado contra el presidente hondureño Manuel Zelaya.

Pero según la oficina jurídica de la OEA, el artículo 20 del documento autoriza a cualquier país miembro o al Secretario General a convocar al Consejo Permanente para evaluar si existe una "alteración del orden constitucional que afecte gravemente" el "orden democrático" de un país miembro.

De aplicarse ese articulado para Venezuela, sería la primera vez que se invoca la carta sin el consentimiento del país en cuestión, en los tres lustros de vigencia de la Carta, explicó el secretario de asuntos jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi.

Pero "eso no es posible", dijo Rodríguez, denunciando que la doctrina de la OEA "está siendo desconocida".

"Se nos amenaza prácticamente (...) con la Carta Democrática Interamericana", afirmó.

Almagro guardó silencio durante las más de dos horas de sesión pero su portavoz, Sergio Jellinek, dijo a periodistas que la posición del secretario general "no cambia", y sigue evaluando "si hay causas" para llevar el estado de la democracia venezolana a una discusión en el seno de la OEA.

Tras la intervención de Venezuela, una decena de países tomó la palabra, expresando preocupación por la situación económica en Venezuela y haciendo llamados al diálogo político.

Venezuela obtuvo el claro apoyo de sus aliados Bolivia, Nicaragua, y la reacción más extensa y frontal de Estados Unidos, que mantiene relaciones frías con Caracas.

"Si la OEA, institución regional por excelencia, fundada en principios democráticos, no levanta su voz ahora, ¿cuándo lo hará?", se preguntó el embajador interino estadounidense Michael Fitzpatrick.

Pero en el resto de los países el apoyo a invocar la Carta Democrática era menos claro.

"Me parece que la discusión de la carta democrática es apresurada", dijo a periodistas la canciller argentina, Susana Malcorra, luego de la sesión.

AFP

Washington estados unidos diplomacia venezuela OEA carta democrática Luis Almagro