270489

"Es un nuevo día en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba"

América - Marzo 21 de 2016, 1:07 pm
Los dos presidentes tocaron el tema del embargo de Estados Unidos a Cuba. Foto: EFE.

Después de un encuentro de casi tres horas, Barack Obama y Raúl Castro hablan de conclusiones de su reunión.

 El presidente de Cuba, Raúl Castro, destacó hoy la disposición de su Gobierno a seguir avanzando en la normalización de relaciones con Estados Unidos en una declaración junto al mandatario Barack Obama, donde insistió en que el bloqueo sigue siendo el principal obstáculo para el desarrollo de su país.

"Ratifico que debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, que implica respetar y aceptar nuestras diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación", dijo Raúl Castro.

Recordó que en los quince meses transcurridos desde el anuncio del restablecimiento de relaciones, ambos países han avanzado en resultados concretos como la restauración del servicio postal directo o de los vuelos directos regulares el próximo otoño, entre otros progresos.

"Mucho más pudiera hacerse si se levantara el bloqueo de los Estados Unidos", dijo el presidente cubano, quien reconoció no obstante la disposición del presidente Obama y sus reiterados llamados al Congreso norteamericano para que se ponga fin a esa política.

Calificó de "positivas" las últimas medidas de Washington para aliviar los efectos del embargo, aunque "no suficientes".

"El bloqueo continúa en vigor y tiene componentes disuasivos y efectos intimidatorios de alcance extraterritorial", indicó Raúl Castro, quien en su reunión con Obama le puso ejemplos para mostrarle las "consecuencias negativas" para Cuba que tiene esa política.

Tampoco olvidó Raúl Castro reclamar la devolución de los terrenos de la Base Naval de Guantánamo, que junto al embargo, dijo, son los principales obstáculos para tener relaciones bilaterales plenas.

"Un nuevo día"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, saludó este lunes en La Habana el "nuevo día" en las relaciones entre su país y Cuba, marcadas en el siglo XX por la hostilidad de la Guerra Fría.

Obama prometió que "el destino de Cuba no será decidido por Estados Unidos ni ninguna otra nación", según dijo el mandatario luego de un histórico encuentro con el presidente cubano, Raúl Castro. 

Y agregó que su país "continuará defendiendo la democracia, incluyendo el derecho del pueblo cubano a decidir su propio futuro".

Castro por su parte planteó a Obama "aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación, sino promover vínculos que privilegien al beneficio de ambos países y pueblos". 

Barack Obama aseguró estar convencido de que el embargo económico que su país mantiene sobre Cuba desde hace más de medio siglo "va a terminar". Según el mandatario, esa política vigente desde hace más de 50 años "no ha servido a los intereses" de Estados Unidos ni a los del pueblo cubano.

El presidente estadounidense también destacó que la economía cubana "está empezando a cambiar". 

Resumen de agencias

 
Obama raul castro cuba estados unidos