270979

Riesgo de terrorismo nuclear, tema de la cumbre internacional de seguridad en Washington

América - Marzo 28 de 2016, 11:49 am
Thomas Countryman, secretario adjunto de Estado de EE.UU. para No Proliferación. Foto: AFP.

Jefes de Estado, de Gobierno y ministros de más de 50 países conversarán sobre las medidas para evitar que Estado Islámico acceda a materiales nucleares.

La Cumbre de Seguridad Nuclear que reunirá esta semana a decenas de líderes en Washington tendrá un objetivo principal: prevenir que los materiales necesarios para construir un arma atómica caigan en manos de grupos terroristas como el Estado Islámico (EI), adelantó una fuente oficial de EE.UU.
 
"La cumbre estará muy centrada en la cuestión específica de prevenir uno de los escenarios más aterradores: la adquisición de materiales nucleares por parte de terroristas con el fin de fabricar un dispositivo nuclear improvisado", dijo el secretario adjunto de Estado de EE.UU. para No Proliferación, Thomas Countryman.
 
Se espera que los jefes de Estado, jefes de Gobierno y ministros de más de 50 países que asistan a la cumbre este jueves y viernes conversen en particular sobre medidas para evitar que el grupo yihadista Estado Islámico acceda a esos materiales.
 
"No hay duda de que al EI le gustaría hacerse con armas de destrucción masiva", reconoció Countryman en una conferencia de prensa.
 
"Pero gracias a los importantes pasos que han dado países de la región y a la campaña militar de la coalición internacional, no hay una amenaza inmediata de que el EI trate de fabricar armas atómicas", añadió.
 
En general, las posibilidades de que los materiales nucleares caigan en manos de terroristas "se han reducido" en los últimos años gracias al "aumento de la seguridad" en los países que los albergan, pero se necesita una "vigilancia continua" a nivel global para prevenir esa amenaza, aseguró el funcionario estadounidense.
 
Quedarán al margen del debate oficial en la cumbre algunos temas de interés mundial, como el acuerdo alcanzado el año pasado entre Irán y seis potencias sobre su programa atómico o las preocupaciones de la comunidad internacional sobre el programa nuclear y de misiles de Corea del Norte.
 
"La condena unánime de la comunidad internacional a las provocaciones de Corea del Norte se produce fuera del proceso de la cumbre. Es la amenaza más activa y provocativa para la seguridad en el sudeste de Asia, pero no es el enfoque central de la cumbre", indicó Countryman.
 
Pero se espera que ese tema sí se trate en las reuniones que se mantendrán al margen de la cumbre, como el encuentro bilateral del jueves entre el presidente de EE.UU., Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jinping; además de las citas que sostendrá la presidenta surcoreana, Park Geun-hye.
 
La que se celebrará el jueves y viernes en Washington será la cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear internacional, tras las sostenidas en 2010 en Washington, en Seúl en 2012 y en La Haya (Holanda) en 2014.
 
Este año habrá una ausencia notable entre los asistentes, la de Rusia, cuyo Ministerio de Asuntos Exteriores anunció en enero que no acudiría a la cumbre en protesta por lo que percibía como un intento de los organizadores de interferir en el trabajo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
 
"Rusia ha tomado su propia decisión de no asistir a la cumbre. Es desafortunado que Rusia no vaya a estar, pero seguiremos trabajando con ellos" en los esfuerzos de seguridad nuclear y no proliferación, afirmó Bonnie Jenkins, coordinadora de los programas de reducción de amenazas en el Departamento de Estado de EE.UU. 
 
EFE
Cumbre de seguridad nuclear Estado Islámico armas nucleares materiales Washington