Noticias

Internacional
Foto: AFP

Monjas denuncian abusos por parte de curas en Chile

Un grupo de monjas que dejaron la Iglesia Católica denunciaron haber sido abusadas sexualmente durante años por curas en la región chilena de Maule.

26 Jul 2018 13:09Por: canalrcn.com

Las religiosas aseguraron haber sido también víctimas de abusos laborales en el convento situado en el municipio de Molina. Agregaron que, tras denunciar los abusos a sus superioras, fueron castigadas y expulsadas de la congregación sin ninguna compensación.

Yolanda Tondreaux, una de ellas dijo que sufrió abusos apenas se puso los hábitos. “Un sacerdote se me acercó, me tocó el pecho y me dio besos en la cara hasta los labios”.

Además, añadió que “me manoseó. Me dio asco”  y aseguró que acudió de inmediato ante la madre superiora, Patricia Ibarra, pero ella lejos de ayudarla, la trató de mentirosa y le ordenó confesarse con el mismo cura.

Tondreaux sostuvo que las chicas jóvenes del convento se fueron por lo mismo, porque había curas que las manoseaban.

También afirmó haber visto durante su vida de monja entregar cheques hasta de 20 millones de pesos a sacerdotes que afrontaban denuncias por abusos.

Ella fue parte de un grupo de 23 que fueron expulsadas de la congregación sin ninguna compensación económica por haber denunciado abusos.

Otra exmonja, Eliana Marcías, relató que además de sufrir y presenciar manoseos a las religiosas, vio a un sacerdote entrar a las habitaciones de las monjas para realizar actos impropios o para verlas desnudas. “Decía que nunca había visto una mujer desnuda, por eso lo hacía. El cura también iba al patio y se desnudada, lo sabía la madre superiora. A mí me daba asco”, afirmó.

Eliana contó que “yo fui abusada sexualmente por una monja en España, que también era chilena y superior a mí, varias y repetidas veces. Todos sabían y me hicieron callar”.

Consuelo Gómez, monja de la misma congregación entre 1998 y 2017, denunció haber sido abusada por sacerdotes en Chile y por otra religiosa.

Las religiosas aseguraron haber declarado en enero ante el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, enviado por el papa Francisco a Chile para escuchar a las víctimas de abusos en la Iglesia, pero dijeron que hasta el momento no han recibido ninguna respuesta oficial a sus denuncias.

La Fiscalía chilena informó que 158 personas relacionadas con el clero fueron o están siendo investigadas desde el 2000 implicadas en casos de abusos sexuales contra 266 víctimas,178 de ellas menores de edad.

La congregación de las Hermanas del Buen Samaritano fue fundada en 1987 por Irene García, una religiosa española fallecida en año pasado en Molina, orientada a la atención de ancianos y enfermos, que viven ahí y reciben cuidados de manera gratuita.

NoticiasRCN.com/EFE

Te puede interesar