271039

Ministro brasileño dimite tras llamado del vicepresidente a romper con Rousseff

América - Marzo 28 de 2016, 6:42 pm
Henrique Eduardo Alves, ahora exministro de Turismo; y Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. Foto: AFP.

Henrique Alves admitió que el diálogo con el Gobierno "se acabó" y pidió la comprensión de la presidenta, quien, según dijo, "aprecia por encima de todo la coherencia ideológica y la lealtad a su propio partido".

El titular de la cartera de Turismo de Brasil, Henrique Alves, anunció este lunes la renuncia al cargo y se convirtió así en el primer ministro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en dejar el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.
 
El PMDB, la mayor formación política del país y que lidera el vicepresidente Michel Temer, decidirá mañana en una reunión de la dirección nacional si abandona el Ejecutivo de Rousseff, quien está amenazada con un juicio político con miras a su destitución.
 
"El momento nacional coloca ahora al PMDB, mi partido desde hace 46 años, ante el desafío mayor de elegir su camino, bajo la presidencia de mi compañero de tantas luchas, Michel Temer", señaló Alves en un comunicado en el que justificó su renuncia.
 
El ahora exministro asumió la cartera en abril del año pasado, cuatro meses después de que Rousseff fuera investida para su segundo mandato, y su salida del Gobierno se produce a cinco meses de que se celebren los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
 
Alves, un político cercano al vicepresidente Temer, admitió que el diálogo con el Gobierno "se acabó" y pidió la comprensión de la presidenta, quien, según dijo, "aprecia por encima de todo la coherencia ideológica y la lealtad a su propio partido".
 
"No niego que sea fácil, pero consciente, coherente, respetando mi (estado) Río Grande del Norte, y siempre -como todos nosotros- en la lucha por un Brasil mejor", agregó.
 
La salida de Alves anticipó la decisión que, según varios políticos de la formación, mañana tomará el PMBD, quien hasta hoy ocupaba siete ministerios en el Ejecutivo de Rousseff.
 
El desembarque del PMDB puede poner en juego la supervivencia política de la presidenta, que enfrenta un proceso en el Legislativo y necesita el apoyo de su principal socio de Gobierno para esquivar el juicio parlamentario.
 
Con 69 de los 513 diputados, el PMDB es la primera minoría en la Cámara Baja y también lo es en el Senado, en el que ocupa 18 de los 81 escaños.
 
Gobierna además en siete de los 27 estados del país, pero su mayor base está en el plano municipal, en el que cuenta con 1.041 de las 5.570 alcaldías del país.
 
El distanciamiento entre el PMDB y la presidenta Rousseff se ha intensificado en los últimos meses y ha agravado la crisis política en la que se encuentra sumergido el mayor país de Latinoamérica, sumido también en una profunda recesión económica. 
 
EFE
Ministro de turismo Dilma Rousseff PMDB Henrique Alves Brasil dimite renuncia