138461

Maduro lanzó la Conferencia de Paz sin la oposición

América - Febrero 26 de 2014, 11:49 pm
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE.

Maduro les tendió la mano a los dirigentes de la oposición para que participen en la conferencia.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó su Conferencia Nacional de Paz en un salón abarrotado con representantes de todos los sectores, incluido el empresariado, pero con la ausencia de los máximos dirigentes de la oposición, mientras en el país continúan las protestas.
  
"Ni pitas, ni aplausos, ni consignas, esto es un acto para el diálogo, lo más amplio posible, tolerante y respetuoso. Hemos abierto la casa para eso", afirmó Maduro al dar inicio a la conferencia en el palacio presidencial de Miraflores.
  
Con el llamamiento a un diálogo "amplio y tolerante" entre los diversos actores que conviven en el país, Maduro, acompañado de su gabinete ministerial así como del presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el oficialista Diosdado Cabello, tendió la mano a una futura presencia en estas reuniones de la oposición ausente.
  
"Aquellos sectores que no aceptaron participar en esta reunión (...) no hagamos un drama de que alguien haya dicho que no viene (...) busquemos que digan que sí vienen en la próxima reunión", indicó sobre la negativa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD, oposición) a participar en el encuentro.
  
La MUD anunció en la mañana del miércoles que no participaría en la conferencia al considerar que la invitación suponía un "simulacro de diálogo" al cual no puede prestarse.
  
"No nos prestamos para lo que derivará en un simulacro de diálogo que desemboque en una burla a nuestros compatriotas", señaló la MUD en un comunicado.
  
El líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles ya había adelantado que, aunque está a favor de la paz, no haría parte de una "comparsa".
  
En la reunión, Maduro planteó a los participantes en la apertura de la conferencia la creación de una comisión de "coordinación y enlace" de todos los convocados y propuso tres puntos de trabajo "claves".
  
Respeto a la Constitución "por parte de todos", pasando por "levantar los focos de violencia que existen en el país", la defensa del país ante el intervencionismo y la defensa de la soberanía, fueron las ideas que lanzó el jefe del Gobierno.
  
En el nutrido turno de palabra participaron actores del ámbito empresarial, alcaldes, artistas, líderes religiosos o periodistas, entre otros.
  
El secretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Jesús González Zarate, ofreció la contribución que desde la iglesia católica se pueda brindar para crear "espacios de encuentro para la solución de los problemas de Venezuela para la construcción del bien común".
  
El presidente del gremio empresarial Fedecámarcas, Jorge Roig, pidió a Maduro que escuche "otras voces diferentes a las que le acompañan", diciendo que en este momento hay "legítimas protestas" contra el Gobierno que, sin embargo, no justifican la violencia.
  
Por su parte, el alcalde de Caracas, el oficialista Jorge Rodríguez, aseguró que a pesar de "tantas agresiones", los venezolanos tienen "una vocación indeclinable por la paz", aunque en su opinión, el país "ha sido víctima de una de las más graves infectaciones de matrices y guerras psicológicas que se hayan visto" en alusión al odio.
  
La Conferencia de Paz tiene lugar en el contexto de fuertes protestas en Venezuela desde el pasado 12 de febrero por parte de sectores estudiantiles y de oposición política en contra de las decisiones de equipo de Gobierno.
  
Por el bando opositor, mujeres de todas las edades vestidas de blanco acudieron este miércoles a la sede de la CEV, desde donde arrancó la marcha en silencio por los fallecidos en las jornadas de protestas suscitados en el país en los últimos días, con destino a los destacamentos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada)
  
"Queremos paz", "No más balas", "S.O.S Venezuela", fueron algunos de los mensajes que se pudieron leer en las pancartas, muchas de ellas acompañadas con fotos de los fallecidos en durante los incidentes.
  
En la marcha participaron la diputada opositora María Corina Machado y Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor Leopoldo López, encarcelado desde el pasado día 18 en una prisión militar a las afueras de Caracas acusado de los delitos de incendio, asociación para delinquir e instigación.
  
El oficialismo también tuvo su marcha horas antes del inicio de la Conferencia de Paz en Miraflores, donde Maduro recibió a miles de campesinos, en un acto en el que el gobernante aprobó ayudas y créditos al sector.
  
Venezuela se encuentra inmersa en una oleada de protestas desde que el pasado 12 de febrero murieron tres jóvenes en actos de violencia tras una manifestación pacífica de estudiantes y opositores en Caracas.
  
Según la Fiscalía, hay 13 muertos vinculados a las protestas, saldo que se eleva a 16 según versiones de prensa, y más de 150 heridos.
 
EFE
Nicolás Maduro Conferencia Nacional de Paz gremios oposición violencia