11151

Internacional

Dato:

Países europeos y Estados Unidos le han dado un firme respaldo a Grecia

Latinoamérica no seguirá financiando deudas de Grecia

América - Julio 31 de 2013, 11:21 am
Grecia ha consumido casi un 90% de los 318.000 millones de dólares de su rescate. Foto AFP.

América Latina mostró su frustración con las políticas de rescate del FMI para rescatar las economías europeas.

Brasil, en representación de once países latinoamericanos, rechazó respaldar una decisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para seguir financiando a Grecia, argumentando que hay un riesgo de que los recursos no se paguen.

El FMI reconoció que Atenas podría necesitar un mayor alivio crediticio de Europa.

La abstención de los estados de América Latina ante la decisión del FMI fue revelada por el representante de Brasil, en la que destacó la creciente frustración de los países emergentes con las políticas de rescate del FMI para las endeudadas economías europeas.

"Los recientes desarrollos en Grecia confirman algunos de nuestros peores temores", dijo Paulo Nogueira Batista, director ejecutivo de Brasil en el FMI, quien además representa a otros diez países de América del Sur y Centroamérica.

"La implementación (del programa de reformas en Grecia) ha sido insatisfactoria en casi todas las áreas; los supuestos de crecimiento y sostenibilidad de la deuda siguen siendo demasiado optimistas", dijo Batista, criticando la decisión del directorio ejecutivo del FMI de liberar 2.300 millones de dólares más en préstamos de rescate a Grecia.

La cifra eleva a 37.600 millones de dólares el monto total de fondos que el FMI ha comprometido hasta ahora en ayudas a Grecia, una cifra que Atenas podría no pagar si es abandonado por sus socios de la zona euro, advirtió Batista.

El diplomático se refirió a un reporte publicado por el Fondo el 31 de julio, que decía que si las reformas de Grecia fracasan y si los Gobiernos europeos retiran su apoyo, "la capacidad (de Atenas) de pagar al Fondo sería insuficiente".

"Esa declaración no llega a considerar abiertamente la posibilidad de una moratoria o retraso en los pagos por parte de Grecia en sus deudas con el FMI", dijo Batista, en referencia a la política fundamental del prestamista de evitar que los países caigan en incumplimiento.

Hasta ahora, los países europeos y Estados Unidos, que tienen una mayoría en los derechos de votación en el directorio ejecutivo del FMI, le han dado un firme respaldo a Grecia. El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, viajó a Atenas este mes para reiterar el apoyo de Washington.

Pese a que desde mediados de 2010 Grecia ha consumido casi un 90% de los 318.000 millones de dólares de su rescate, el país sigue vetado en los mercados de bonos y aún está bajo la supervisión de sus acreedores.

Los socios de Atenas en la zona euro se comprometieron con más medidas de alivio con la condición de que el país aplique drásticos recortes de presupuesto y reformas, que lo han empujado a una recesión.

La zona euro dijo que consideraría medidas de alivio para el año próximo, como extender los vencimientos de sus préstamos de ayuda, y se comprometió a reducir más el ratio deuda/PIB de Grecia a un nivel "sustancialmente inferior" al 110% para 2022.

Pero el FMI advirtió que Atenas podría necesitar un recorte de deuda mayor y más rápido para aumentar la confianza de los inversores y lograr tasas de crecimiento anuales cercanas al 3%, que apuntalen su plan de rescate.

El prestamista dijo que si Atenas no mejora su recaudación de impuestos y reduce los gastos del Gobierno para lograr sus objetivos fiscales, necesitaría nuevas medidas de austeridad, que pondrían en riesgo la unidad de su frágil Gobierno de coalición.

Reuters. 

crisis económica grecia europa fmi Brasil