332193

La historia detrás de los rugidos de leones africanos que causan pánico en barrio de Ciudad de México

América - Octubre 11 de 2018, 10:37 am
Foto: AFP.

El dueño del inmueble, lejos de esconder la minisabana africana de cemento que tiene en su techo, mostró sus documentos a la prensa y a las autoridades.

En un barrio de Ciudad de México rodeado de avenidas hipertransitadas se mezclan los ruidos de los vehículos con los potentes rugidos de tres leones africanos.
 
La denuncia de usuarios de las redes sociales y de algunos vecinos hizo que la policía y funcionarios ambientales llegaran hasta la azotea de una casa de estrato medio.
 
Lo que encontraron fue una sorpresa. El dueño del inmueble, lejos de esconder la minisabana africana de cemento que tiene en su techo, mostró sus documentos a la prensa y a las autoridades e, incluso, dejó que periodistas aventurados comprobaran que sus "mascotas gigantes" son en realidad "inofensivas".
 
 
La llamada de auxilio se dio después de que esta misma semana México quedara espantado porque una leona atacó a un hombre que aparentemente la tenía junto con otro león y un tigre como mascotas en su casa en Ciudad Juárez, Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos.
 
Omar Rodríguez, un empresario de 48 años y dueño de la manada capitalina, aseguró:
 
Yo sí estoy bien consciente de lo que tengo, si no los manejas bien se vuelven bien incómodos, o sea no es un perro que puedas tener en la sala de tu casa 
 
Rodríguez se muestra renuente a dar detalles sobre el camino que recorrieron los animales para llegar a su casa y solo acepta que los compró y que solo uno de ellos llegó ya sin garras.
 
 
LA MANADA
 
Nojoch es un león blanco que adquirió de cachorro junto con Gorda, de pelaje café, ambos de año y medio.
 
Después llegó Numbi, también una leona blanca, ahora de ocho meses, que ya es capaz de poner un poco nervioso a Omar cuando comienza a jugar con la pierna de un periodista.
 
Los leones blancos son una subespecie muy rara en el mundo animal producto de un gen recesivo inhibidor del color, que está en peligro de extinción.
 
Nojoch, Gorda y Numbi viven en el techo de una casa de dos pisos, con barrotes altos y reforzados y un cuarto "trampa", donde comen y duermen, y que también serviría para encerrarlos, separarlos o apartarlos en caso de emergencia, pero "nunca, nunca" ha habido ningún problema, asegura Omar.
 
 
Tras una inspección, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente determinó que Omar acreditó la legal procedencia de los leones, pero que no presentó el Plan de Manejo autorizado.
 
"El poseedor presentó documentación de legal procedencia, sin embargo no presentó Plan de Manejo autorizado, ni su registro correspondiente ante @SEMARNAT_mx, por lo que se le aseguraron 3 leones y dos guacamayas híbridas y una guacamaya azul y oro (Ara ararauna)", escribió la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en su cuenta de Twitter.
 
"Entregué ese plan de manejo hace meses (…). Hace más de 20 años que tuve mi primer león, sé qué necesito para tener todo en regla", asegura.
 
Los leones no pelean entre ellos y sorprendentemente tampoco con Nerón, un rottweiler al que protegieron una vez de los ladridos de amenaza de otro perro, cuenta orgulloso Omar.
 
Parte de la fórmula para que no sean agresivos, prosigue, es "convivir con ellos todos los días", además de "sobrealimentarlos" con más de 10 kilos de pollo a cada uno.
 
"No sé si somos parte de su manada o ellos son parte de la nuestra", dice Omar, agregando que "hay seres humanos que son más peligrosos" que sus leones.
 
NoticiasRCN.com con información de AFP
león leones Leones Africanos leones en azotea azotea México ciudad de méxico peligro de extincion noticias curiosas