274428

Fuego pierde fuerza en la región de Fort McMurray en Canadá

América - Mayo 8 de 2016, 4:30 pm
El humo del incendio provocó la evacuación de miles de personas que viven en Fort McMurray. Foto: AFP.

Al menos 1.610 kilómetros cuadrados de bosque fueron arrasados por las llamas que provocó la evacuación de 25.000 personas.

El incendio en Fort McMurray, en el oeste de Canadá, avanzaban más lentamente a lo esperado este domingo, en tanto se estimó en 1.610 kilómetros cuadrados el área de bosques arrasada, menor a lo inicialmente calculado.

La primera ministra de la provincia de Alberta, Rachel Notley, dijo en conferencia de prensa que "el fuego avanzó mucho más lentamente de lo que habíamos temido (el sábado)".

Agregó que la evacuación de las 25.000 personas bloqueadas al norte de Fort McMurray había concluido este domingo.

Notley también dijo que las viviendas quemadas más alejadas estaban aún a 40 km de la frontera con Saskatchewan, minimizando temores de que el incendio se extendiera a esa provincia.

La víspera los bomberos habían estimado que podían estar ardiendo fuera de control unos 2.000 km2 al este de la ciudad.

Chad Morrison, director de los bomberos de Alberta, describió un panorama un poco más optimista e indicó que, "gracias a la madre naturaleza", con un clima más clemente, y "gracias al trabajo descarnado de todos los bomberos, hemos podido contener la mayoría de las líneas de fuego".

No obstante, la alerta no se levantó para las minas de arena petrolíferas del norte de la ciudad, aunque la amenaza se atenuó. "El fuego se alejó" del sitio de Nexen, del grupo chino CNOOC con solo "daños menores", indicó Morrison.

Los 500 bomberos en Fort McMurray se dedican a preservar las estructuras vitales, como las de telecomunicaciones, electricidad, gas y agua.

Harán falta varios días antes de pensar en retirar los escombros y reparar obras de infraestructura antes de intentar traer de regreso a una parte de los pobladores evacuados del centro y de otros sectores residenciales menos afectados.

"El gas ha sido cortado, la red eléctrica fue dañada, una gran parte de la ciudad no dispone de electricidad en este momento y el agua no es actualmente potable", había dicho Notley el sábado en la noche.

"Hay una gran cantidad de productos o de materiales peligrosos que deber ser retirados, así como muchas otras cosas que hacer antes de que la ciudad tenga las condiciones de seguridad como para que las familias puedan regresar", precisó.

El gobierno ha tomado todas las medidas para ayudar a los habitantes de Fort McMurray, a pesar de que la gran mayoría de las 100.000 personas evacuadas en toda la región ya encontró refugio con amigos o familiares. Otros, a menudo empleados de compañías petroleras provenientes de todas las provincias de Canadá, regresaron a sus lugares de origen.

AFP

Incendio Canadá bosques evacuados fuerza llamas