136011

El "Chapo", un capo dueño de un imperio

América - Febrero 22 de 2014, 2:11 pm
Joaquín "El Chapo" Guzmán capturado este sábado. Foto: AFP

Joaquín "El Chapo" Guzmán era hasta su captura el criminal más poderoso de México.

Joaquín "El Chapo" Guzmán era hasta el momento de su captura este sábado el criminal más poderoso de México, figura emblemática entre los capos históricos y el narcotraficante más buscado por Estados Unidos, con millonarias recompensas en ambos lados de la frontera.

Según informes de la Fiscalía general, Guzmán nació el 4 de abril de 1957 en Badiraguato, en el estado de Sinaloa (noroeste), donde se han descubierto extensos sembradíos de marihuana y cuna de los más poderosos capos mexicanos.

Por la captura de Guzmán la fiscalía general mexicana ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (unos 2,3 millones de dólares) mientras que Estados Unidos puso un precio de cinco millones de dólares.

Prófugo desde 2001, "El Chapo" recompuso su negocio al frente del cártel de Sinaloa, considerado el más importante de México, convirtiéndose en el criminal más rico del mundo a través, principalmente, de la exportación cocaína y marihuana a Estados Unidos.

La revista Forbes estimó en 2011 que Guzmán era la décima fortuna de México con 1.153 millones de dólares y, como el criminal más poderoso, lo ubica actualmente en el lugar 67 de los más ricos del mundo.

Del cártel de Guadalajara al de Sinaloa

Guzmán, cuyo apodo de "Chapo" es un diminutivo de "chaparro" por su corta estatura de 1,55 m, se involucró en el crimen en los años 80, cuando fue reclutado por Miguel Angel Félix Gallardo, "El Padrino", quien era entonces el narcotraficante más poderoso en México y líder del cartel de Guadalajara.

Tras la captura de Félix Gallardo, en 1989, las pugnas al interior del cartel de Guadalajara lo condenaron a desaparecer.

Guzmán se trasladó a Sinaloa, donde fundó su propia organización, en tanto que el otro bando, el de los hermanos Arellano Félix, sobrinos de "El Padrino", crearon el cartel de Tijuana.

Guzmán fue cobrando fuerza y las pugnas con los Arellano Félix se agudizaron a tal grado que el 23 de mayo de 1993 en una balacera en el aeropuerto de Guadalajara (oeste), fue asesinado el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, quien, según la fiscalía, fue confundido con "El Chapo".

El cerco contra Guzmán en México se estrechó, por lo que se refugió en Guatemala.

Allí fue detenido cerca de la frontera con México el 9 junio de 1993 y entregado a autoridades mexicanas.

Guzmán fue internado en el penal de Puente Grande, Jalisco (oeste), considerado de máxima seguridad, lo que no impidió que se fugara el 19 de enero de 2001, escondido en un carro de lavandería.

Tras su evasión, "El Chapo" forjó su poder con alianzas de ocasión con otros grupos criminales, hasta romper prácticamente con todos los cárteles para desatar un sangriento enfrentamiento por el control de las rutas de las drogas, fundamentalmente en la zona del Pacífico y la zona central de la frontera de México con Estados Unidos.

En 2009, sin embargo, el entonces fiscal Eduardo Medina Mora describió al "Chapo" como "figura emblemática" que representaría el liderazgo del cártel de Sinaloa, pero quien no detentaría su control.

En años recientes, luego de que el cártel de los Zetas, formado por ex militares de élite, cobró gran fuerza en la costa del Golfo de México, se ha atribuido a pistoleros del cártel de Sinaloa la matanza de presuntos zetas.

Misterio convertido en leyenda

En torno a Guzmán se han tejido numerosas historias, desde que se hizo una cirugía plástica para cambiar su rostro hasta que suele pasearse en las ferias ganaderas de su natal Sinaloa.

"Más adelante de Guanacevi (Durango), por ahí vive 'El Chapo', todos lo sabemos, menos la autoridad", dijo en abril de 2009 el arzobispo de la Arquidiócesis de Durango, Héctor González Martínez.

Lo mismo en Sinaloa o Aguascalientes (norte), se cuentan leyendas de que Guzmán acudía a conocidos restaurantes o bares, donde se cerraban las puertas, se recogían celulares a los asistentes, a los que se les tranquilizaba con el anunció de que la cuenta estaba pagada.

En Sinaloa vive gran parte de la familia de Guzmán, incluida su madre, una mujer profundamente religiosa de la fe protestante que en alguna ocasión no dudó en encarar al gobierno para reclamar por la persecución de su vástago. "¿Que les hizo mi hijo?", increpó la mujer, a la que una banda local le ha dedicado incluso un corrido (canción popular).

Según distintos reportes, Guzmán ha tenido tres esposas, la más reciente una joven de Durango con la que se habría casado el 2 de julio 2007, cuando ella cumplía 18 años, en una fastuosa boda en el poblado de Angosturas, en medio de un impresionante dispositivo de seguridad que incluyó cuatrimotos y aviones.

A Guzmán se le atribuyen 10 hijos, uno de ellos asesinado a balazos en un centro comercial de Culiacán, capital de Sinaloa, en 2007.

En octubre de 2012, una mujer embarazada que aseguró ser hija del narcotraficante, fue detenida en Estados Unidos y entregada a las autoridades mexicanas.

Otros tres familiares de "El Chapo" han sido asesinados como parte de los ajustes de cuentas del crimen organizado, y otros cuatro han sido detenidos, entre ellos uno de sus hijos, que fue liberado por falta de pruebas.

AFP

sinaloa Cartel México chapo guzman captura Perfil