134211

Cientos de venezolanos esperan audiencia contra Leopoldo López

América - Febrero 19 de 2014, 1:09 pm
Leopoldo López, líder del partido opositor Voluntad Popular. Foto: AFP

El líder opositor venezolano será llevado al Palacio de Justicia por la muerte de tres manifestantes.

 
Centenares de opositores y estudiantes se concentraron el miercoles en el centro de Caracas en apoyo al dirigente opositor Leopoldo López, quien será presentado ante un tribunal acusado por la muerte de tres manifestantes la semana pasada.
 
Hacia el mediodía, la sede judicial estaba fuertemente custodiada por las fuerzas de seguridad, que habían cerrado el paso vehicular en varios puntos de acceso, mientras los manifestantes gritaban consignas a favor del joven líder de Voluntad Popular.
 
López se entregó ayer a la policía, que lo buscaba por cargos de homicidio durante los desmanes en las manifestaciones estudiantiles que hace una semana dejaron tres muertos, varios heridos y cuantiosos destrozos en el centro de Caracas.
 
El dirigente, un economista educado en Harvard y con una dilatada carrera política, recibió el apoyo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en especial de los que secundan su táctica de protestas en la calle bajo el lema "La salida" contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.
 
La fiscal general, que no determinó la hora exacta de la audiencia, dijo que habrá que "esperar la culminación de la audiencia para saber dónde será recluido, si es que queda recluido".
 
Para el politólogo Ángel Oropeza, la detención de López pone en una situación complicada al gobierno, pues "deberá medir muy bien sus consecuencias políticas".
 
"Posiblemente lo tendrán retenido algunos días. Si lo liberan ya, sería un signo de debilidad, pero si lo retienen mucho tiempo podrían estimular aún más las protestas opositoras y tendrían mucha más presión internacional", explica este profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Simón Bolívar (USB).
 
Según él, lo único positivo que ha conseguido el gobierno con la detención es "salir del sofocón de tener que dar respuestas por la crisis económica que vive el país y trasladar el debate a un terreno donde siempre se ha manejado mejor, el de la confrontación política".
 
Clímax
 
El martes, sendas marchas opositora y oficialista -desarrolladas sin incidentes- marcaron un clímax luego de dos semanas de protestas universitarias iniciadas en San Cristóbal (frontera con Colombia) en reclamo por la inseguridad y que fueron creciendo en magnitud, extendiéndose a todo el país e incorporando reclamos por la inflación, desabastecimiento y detenciones de estudiantes.
 
Ambos bandos se habían reprochado la temeridad de convocar a marchas que podían toparse en un país altamente polarizado y que tiene todavía presente los hechos de abril de 2002, cuando una manifestación opositora hacia el palacio presidencial derivó en un sangriento golpe de estado que derrocó brevemente al entonces presidente Hugo Chávez.
 
Tras arengar a miles de simpatizantes vestidos de blanco con un emotivo discurso desde lo alto de una estatua del prócer cubano José Martí en una plaza del sector opositor de Chacao, Leopoldo López fue detenido y trasladado a una cárcel militar fuera de Caracas, a la espera de la audiencia de presentación.
 
López "pernoctará esta noche ilegalmente en la cárcel de Ramo Verde", señaló su formación política, que recordó varios de los cargos que se le imputan: homicidio, daños a la propiedad pública, instigación a delinquir y delitos de asociación.
 
"Si mi encarcelamiento vale para el despertar de un pueblo, (...) valdrá la pena mi encarcelamiento infame. Me presento ante la justicia injusta, ante una justicia corrupta", lanzó el dirigente antes de presentarse ante los guardias para su entrega, entre un tumulto enfervorizado.
 
Por su lado, en el Palacio de Gobierno y frente a una manifestación oficialista de trabajadores petroleros, Maduro dijo que "este jefe político de la derecha venezolana ya está en manos de la fiscalía para responder por sus llamados a la sedición".
 
Hasta bien avanzada la madrugada del miércoles distintos puntos de Caracas y del interior fueron escenario de pequeños focos de desmanes intermitentes, con quemas de basura y cortes de avenidas, además de cacerolazos, reportaron redes sociales y medios de prensa regionales y nacionales.
 
La tensión por las marchas tuvo repercusiones sobre las siempre volátiles relaciones de Venezuela con Estados Unidos.
 
Washington anunció que estudia "acciones" contra Venezuela en respuesta a la decisión de Maduro de expulsar a tres funcionarios consulares estadounidenses a los que acusó de injerencia en asuntos internos.
 
Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo del mundo, tiene a Estados Unidos como principal socio comercial pese a las permanentes desavenencias y roces políticos.
 
AFP
leopoldo lopez liberacion ramo verde chavistas Nicolás Maduro captura palacio justicia