Noticias

Internacional
Foto: AFP

CIDH pide protección para militares venezolanos acusados de “atentar” contra Maduro

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió al Estado venezolano proteger a cuatro militares y a un civil acusados de atentar contra Nicolás Maduro.

22 Feb 2019 22:12Por: canalrcn.com
La CIDH solicitó la protección de los militares por considerar que sus derechos se encuentran en grave "riesgo de daño irreparable".
 
La Comisión otorgó medidas cautelares en favor del coronel en retiro Oswaldo García Palomo, el coronel José Romel Acevedo Montañez, el primer teniente Alberto José Salazar Cabañas, el sargento Miguel Ambrosio Palacio Salcedo y el ciudadano José Labichela Barrio, según una resolución fechada el 19 de febrero.
 
En un comunicado, la Comisión dijo que los cinco están presos en la sede de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar en Venezuela, donde "habrían sido objeto de una serie de torturas y maltratos".
 
"Tales eventos incluirían golpes, así como colgamiento de sus muñecas mientras estaban esposados, y el presunto suministro de sustancias a través de inyecciones. Como resultado de los golpes alegadamente sufridos, los beneficiarios tendrían lesiones que representarían seriedad, sin recibir un tratamiento médico", indicó la CIDH.
 
Agregó que el Estado venezolano está al tanto de esta situación, que fue denunciada en una audiencia ante el Tribunal 1 de Control Militar de Caracas.
 
"En consecuencia, de acuerdo con el artículo 25 de su Reglamento, la Comisión solicitó al Estado de Venezuela que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal y salud" de estas cinco personas, indicó el comunicado.
 
El 31 de enero el gobierno de Maduro anunció la captura de cuatro militares señalados de planear "asesinatos selectivos" de líderes políticos y militares. Entre ellos estaba García Palomo, sindicado de la activación de dos drones cargados de explosivos cerca de una tarima donde Maduro encabezaba un acto militar el pasado 4 de agosto en Caracas. 
 
García Palomo, quien estaba exiliado en Colombia e ingresó clandestinamente a Venezuela, estaba acompañado por Acevedo y otro ciudadano, reveló el régimen, que también entonces dio cuenta de la detención de Ambrosio y Salazar.
 
Un día antes de que el gobierno de Maduro informara de estas detenciones, la cabeza de este había denunciado que militares desertores, convertidos en "mercenarios", conspiraban desde Colombia para dividir a la Fuerza Armada.
 
La denuncia de Maduro se produjo en medio de llamados de Juan Guaidó, el jefe del Parlamento que se declaró presidente interino de Venezuela el 23 de enero, para que los militares desconozcan a Maduro por considerar "ilegítimo" su mandato.
 
NoticiasRCN.com