Comercio electrónico toma fuerza en Colombia, pero sigue rezagado en la región

Inncentiva
15 Jul 2019 19:15
El temor al fraude parece jugar en contra de aquellas personas que han pensado hacer compras a través de la web.

En los últimos años, la consolidación del e-commerce en todo el mundo ha transformado la manera de adquirir productos. Ante este panorama, la pregunta que muchos empresarios se hacen a diario es, ¿qué pasará con las tiendas físicas?

Para Juan David Rúa, CEO de ePayco, los negocios tradicionales evolucionaron junto con la tecnología para que sus procesos sean más óptimos y se garanticen mejores resultados.

Arrendar un local en un centro comercial hace 30 o 40 años era una obligación para varias empresas, porque a través de esa vitrina generaban los resultados esperados. En cambio, ahora con una pasarela de pagos adecuada y un sitio web posicionado se generan más ventas y se reducen los costos que producen, por ejemplo, los alquileres y los salarios de los trabajadores.

Sin embargo, un informe de la firma consultora BlackSip posicionó a Colombia como el quinto en comercio electrónico de América Latina, con una participación del 4,4% después de Brasil (38,3%), Argentina (22%), México (19,6%) y Chile (4,7%). Además, el estudio estimó que las compras en línea alcancen los US$79,7 mil millones en la región este año.

Ahora bien, el país ha alcanzado un 83.8% en la penetración de Internet y redes sociales en los hogares colombianos según la firma comScore y también se posiciona como el quinto de la región en este ítem.

Esto ha representado una enorme oportunidad para que los grandes comercios, mediante campañas mejor segmentadas, lleguen a un público más específico y agilicen sus operaciones comerciales, dejando de lado los stands y locales físicos.

Gracias a los modernos procesadores de información, los teléfonos inteligentes entran a jugar un papel fundamental en el mercado en línea. Así lo indicó a principios de 2019 la firma internacional Statista, que proyecta que el comercio móvil generará ventas por US$2,3 trillones, una cifra récord que demuestra cómo estos dispositivos transformarán en una década la manera de adquirir y vender para siempre.

“En Colombia aún queda mucho por hacer, pero lo primordial es concienciar a las personas para que pierdan el temor a las transacciones en línea. Un grave error es creer que serán víctimas de fraudes y clonación de sus tarjetas. En ePayco, la cifra de fraude en nuestra pasarela se ubica en 0,4% anual, demostrando que la tecnología bien aplicada es un aliado de todos los sectores de la economía”, destacó Rúa.

También hay que resaltar iniciativas que están contribuyendo al crecimiento del sector. El Gobierno, a través del MinTIC, por ejemplo, ha empezado ofrecer de forma gratuita soluciones de comercio en línea para empresarios que deseen empezar a incursionar en este segmento o migrar sus negocios, entendiendo que la verticalidad en el comercio electrónico es una gran oportunidad para ofrecer productos de manera más específica.

Más que una opción para los empresarios, el comercio en línea se ha convertido en la vitrina ideal para llevar sus productos y servicios a quienes los buscan a cualquier hora y desde cualquier hogar.

NoticiasRCN.com / EFE