Noticias

Entretenimiento
La Casa de Papel tercera temporada

OPINIÓN | Los bandidos que se han robado la atención del mundo entero

¿Cuál es la razón por la que "La Casa de Papel" pasó de ser un éxito en España a convertirse en todo un fenómeno mundial?

31 Jul 2019 19:05Por: canalrcn.com

En un determinado momento, Marx dijo que la clase obrera era portadora de una aspiración que apelaba al conjunto de todos los sectores sociales, y esto mismo es lo que le otorgaba una potencialidad revolucionaria, potencialidad que no hablaba sólo respecto de su propio destino, sino del conjunto de las relaciones sociales (Guattari & Rolnik, 2006, pág. 215)

La Casa de Papel es una serie que generó gran furor desde su primera temporada. Ahora revive el suspenso de los ladrones más audaces de Netflix con el lanzamiento de la tercera temporada. Diversos artículos, noticias, comentarios y videos se difunden sin parar, por redes sociales y demás medios hablando de ella. Incluso, se espera que la tendencia para este Halloween sean las máscaras de Dalí que usaron los bandidos favoritos de la televisión en el tiempo en que estuvieron en la Casa de Moneda y Timbre. Y es que esta serie apela a uno de los deseos más profundos del ser humano, la ambición por la riqueza y la acumulación de capital como una expresión de la felicidad, algo con que la mayoría se siente o se ha sentido identificado en algún momento de su vida.

Vea también:

Revelan escena eliminada de ‘Avengers: Endgame’ que ha puesto a llorar a sus fans

Pero ¿qué ha hecho que esta producción de Netflix sea tan atractiva? ¿Cómo pasó de ser un éxito local a un fenómeno mundial? La primera emisión fue realizada en la cadena televisiva Antena 13 en que 1.798.000 espectadores siguieron su transmisión. Pero desde que esta fue comprada por Netflix, pasó de ser un éxito local a un fenómeno global. Se mantuvo, en la primera y segunda temporada, por semanas consecutivas en la aplicación TV TIME, perteneciente a IMDb (la mayor base de datos en internet en el ámbito) como la serie más seguida por los espectadores.

Alex Pina, su creador, en colaboración con Atrasmedia y Vancouver y con la dirección Alejandro Bazzano, ha conseguido transmitir mucho más que un robo perfecto en el que nueve desconocidos se juntan para realizar el mayor atraco de la historia. Ha logrado expresar, por medio de la serie, un discurso idealista en donde no se necesita la violencia para alcanzar un fin determinado. El relato evidencia que más que la coerción, la fuerza se encuentra en la influencia, en el apoyo popular y en el correcto uso de los medios de comunicación masiva.

Por otro lado, expresa una fuerte crítica contra el capitalismo predominante en España, a pesar de que el medio es un atraco, la finalidad no es solo el enriquecimiento, sino el mostrar a la sociedad la alienación frente a un sistema que es utilizado para manipular. En uno de los capítulos expresa cómo las mismas acciones por las que ellos son tildados de vándalos han sido realizadas por el gobierno con la justificación de realizar una inyección a capital devaluando la moneda local y suscitando la duda de quienes son realmente los malos de la historia.

El relato lleva a esta idea de una forma muy sutil, pero en todos los capítulos de las  temporadas existentes se puede ver impreso el ideal de su creador, o al menos el ideal que quiso grabar en la serie. Inicia la inmersión en la historia con la narración de su protagonista, Tokio (Úrsula Corberó), una mujer que lo ha perdido todo, que no tiene ninguna esperanza, quién perdió a su amado en un atraco frustrado, quien, además, ya no puede confiar ni en su madre porque la iba a entregar a la policía. Así que cualquier vestigio de esperanza sería su salvación y eso fue para ella El Profesor (Álvaro Morte), su ángel guardián, un soplo de ilusión donde no había vida. No dudo mucho para aceptar la propuesta de él respecto de asaltar la fábrica de dinero más grande de Madrid, y una de las más relevantes en Europa, y junto con siete vándalos, tras un extenso entrenamiento, se enclaustran en la Casa de Moneda y Timbre, con el objetivo de elaborar 2.400 millones de Euros y robarlos sin atentar contra nadie.

El suspenso de la serie es un factor determinante en el éxito de esta, no habría forma más ideal para ilustrar el miedo, la frustración, el encierro y los impulsos del ser humano que el misterio y el desconcierto. Todo en la serie genera suspenso, desde las tomas que se realizan, hasta la dicción de los personajes, todo hace parte del engranaje de la teatralidad bajo una excelente dirección de arte.

Y es allí donde la música juega un papel fundamental en la construcción del relato, incluso me atrevería a decir que la música es, si no el actor principal, sí uno de los más importantes.

Tal como afirmó Omar Rincón, crítico de cine y televisión, la música es la que da el tono emocional a los relatos audiovisuales, sin ella sería difícil provocar emociones en los espectadores (2018). Por tanto, es fundamental que la banda sonora transmita y condense todas las emociones que se han querido imprimir en la serie. En específico, la banda sonora de La Casa de Papel consigue transportar al televidente por diversas emociones desde el inicio del relato.

Su musicalización cuenta con obras exquisitas como lo son la novena sinfonía de Beethoven, Fado boémio e vadio de Piedad Fernandez, I cant stop crying de Will Grove- Withe, Bella Ciao y otras que son el armazón de la música incidental de la serie como Trained to Kill, Asalto y Macnetic Hurricane entre otras. Sin embargo, la canción que recoge, tanto en su letra como en su estructura, el sentido de la serie es My Life is Going On de Cecilia Krull.

Según Gustavo Rincón (2018), músico de conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia y director musical, la canción se compone de estrofa, estribillo y coro, forma que se repite dos veces.  Maneja una tonalidad predominante con escalas menores, esto genera un ambiente dramático y oscuro, la forma perfecta de introducir al espectador en la trama, además se acompaña de arpegios con guitarra eléctrica, lo que da un sentido nostálgico. No solo la narración de Tokio lleva a un lugar oscuro y solitario, sino que desde el inicio se introducen cuotas de nostalgia y oscuridad que profundizan el sentimiento de frustración de la protagonista.

Además, la española, que viene de una formación vocal con influencia del Jazz, maneja un estilo en el que se apoya del falsete para producir una atmosfera dramática, complementada de una letra que refleja en todo su esplendor lo que es La Casa de Papel.

La inspiración de Cecilia Krull, como afirmó para Antena 13, fue “la edificación gubernamental española”, que ha llevado al profesor a construir el ideal del robo perfecto. Si la música es el conector narrativo emocional, entonces es la manera perfecta de llevar un mensaje de sensibilización y protesta. Es la forma correcta de apelar a las emociones, para generar la movilización social. Y en eso radica el éxito de la serie, en llevar un mensaje agitador con cuotas de humor negro y la perfecta musicalización para sensibilizar a la audiencia.

Por: Luisa Fernanda Serna Rey

Más noticias de Colombia y el mundo en NoticiasRCN.com Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.