271983

The Walking Dead, un fenómeno que crece sin parar

Televisión - Abril 9 de 2016, 1:32 pm
Negan, el personaje que tiene en suspenso a todos los seguidores de la serie. Foto: Oficial

La serie que cumple seis temporadas, alcanzó su máximo tope de interés en la última que salió al aire, con todos sus fanáticos expectantes por la aparición de un nuevo villano.

Por: Carlos Andrés Enciso Bolaños / NoticiasRCN.com 
 
Los fanáticos de la televisión parecen sufrir del mismo mal que sacude el universo ficticio de The Walking Dead: un virus imposible de detener que contagia a la mayor parte de la humanidad. Igual que un virus que se esparce, la serie de televisión que ya terminó su sexta temporada se ha convertido en un verdadero fenómeno masivo que al día de hoy cuenta con un promedio de audiencia de 13,3 millones de personas a nivel mundial
 
Adeptos de todo el mundo inundan las redes sociales con comentarios e imágenes mientras se emiten los episodios (los domingos en USA por el canal AMC y en canales de paga, y lunes en Latinoamérica) y muestran su fanatismo desenfrenado una vez se terminan los capítulos y lo acontecido en ellos, generando siempre la primer tendencia en Twitter y millones de menciones y comentarios al respecto.
 
Los fanáticos sufren, ríen y muchas veces lloran las desdichas y aventuras que tienen que padecer Rick Grimes (protagonista) y su grupo de amigos, como si las estuvieran viviendo en carne propia ellos mismos o sus más cercanos familiares y amigos.
 
Pero, ¿cuál es el secreto para que la serie creada y producida por Frank Darabont, que está basada en la historieta original de Robert Kirkman, se haya convertido en un fenómeno que crece sin parar?
 
Andrés Hoyos, crítico y analista de cine y televisión, cree que esto se debe a muchos aspectos que envuelven a la producción y que la terminan conectando y complementando. Pone como ejemplo  la evolución de las series televisivas y añade que influye el presupuesto que hoy en día se invierte en estas producciones y la distribución de las mismas.
 
“El fenómeno de The Walking Dead se debe a que la televisión ha crecido y ha logrado una oleada de producciones más profundas y mejor realizadas, que están más conectadas con el espectador. No es solamente The Walking Dead, es la historia de la televisión que poco a poco ha logrado ir mejorando sus ritmos al punto que se le puede comparar con una producción cinematográfica. Además esta serie, fue la primera producción que se arriesgó a llevar la historia de los zombis, que siempre es considerado un tema menor dentro del género del terror, a un nivel superior, logrando conectar el ataque de los muertos vivientes con el contraste de lo que significa vivir esto”, señaló.
 
The Walking Dead, que está basada en un cómic con el mismo nombre, comenzó con una audiencia de 5,2 millones en su primer capítulo, subió considerablemente el número de su audiencia, al punto de llegar a competir con shows tan emblemáticos en Estados Unidos como “Sunday Night Football” y los playoffs de la Major Baseball League (MBL).
 
Hoy, la serie de zombies se transmite en 122 países, alcanzando a casi 200 millones de personas alrededor del mundo, que al menos la han visto una vez, y teniendo un público que oscila en personas entre los 18 y 49 años de edad.
 
Para la grabación de cada capítulo se invierten unos 3,4 millones de dólares, al menos 54,4 por temporada, algo que recuperan con creces, pues por episodio reciben 11 millones de dólares al cobrar unos 500.000 por 30 segundos de comerciales.
 
Los extras que interpretan a los caminantes (así llaman a los zombies en el show) deben asistir a una escuela especial creada por la serie, para que coordinen en los movimientos y sonidos de los zombis, a la hora de actuar.
 
El mundo después de un apocalipsis zombi
 
La historia está basada en las secuelas de un ficticio apocalipsis zombi. En el universo de The Walking Dead se estima que existen cinco mil muertos vivientes por cada ser humano.
 
Sin embargo, se desarrolla en Estados Unidos y es protagonizada por un oficial de policía (Rick Grimes), que lidera a un grupo de supervivientes en busca de un lugar mejor para vivir para alejarse de las hordas de caminantes (muertos vivientes) y de los demás males que acechan un mundo posapocalíptico.
 
Desde un rápido vistazo, puede parecer atrayente pero ¿cuál es la fórmula para que después de 83 capítulos la gente siga pegada a ella y en vez de alejarse más personas se interesen en verla?
 
Para Hoyos el secreto de The Walking Dead pasa por el interés del espectador en ver cómo reaccionaba un grupo de sobrevivientes a una situación incontrolable, y en la transformación de estos mismos que van experimentando y reflejando todos los comportamientos humanos que se puedan explotar en casos como este: la valentía, la lucha, la entrega, el desprecio, la traición, el instinto de supervivencia sobre todas las cosas.
 
Además, el crítico rescata el talento de los actores para darles vida a los personajes y la genialidad de los libretistas para desarrollar una historia que siempre mantiene en expectativa a todos.
 
“No es simplemente una serie donde los zombis llegan y se comen los cerebros del todo el mundo, sino que además las personas tienen que buscar la manera de sobrevivir. Gracias a eso, la gente se empieza a identificar con personajes, a verse reflejados y a ver reflejados cosas que quieren de los personajes y desde ahí nace la fanaticada y al respeto de muchos de ellos, que son muy queridos”, puntualizó el Hoyos.
 
Y es que los personajes de la serie, grandes artífices del éxito de la misma, tienen sus propios conglomerados de seguidores independientes al punto que se generan teorías, plegarias, controversias y foros, sobre el destino, la aparición o la desaparición de los mismos.
 
La sexta temporada, de la que todos hablan
 
El éxito de la serie crece mientras pasa el tiempo. En parte se puede atribuir este éxito a que  héroes y villanos entran y salen de la serie, demostrando que el mundo de Walking Dead no es blanco y negro.
 
Durante las pasadas cinco temporadas, los fanáticos a la serie han tenido que despedirse de protagonistas muy queridos, que han encontrado su fin en la historia a mano de los zombis y  villanos humanos.
 
Y también les han dado la bienvenida a otros que ya hacen parte habitual del programa. Sin embargo, la sexta temporada ha sido la que más expectativa ha generado entre todos los seguidores porque al principio de la misma se anunció la aparición del antihéroe más brutal del cómic: un brutal y sádico hombre llamado Negan, quien amenaza con matar a uno de los personajes más emblemáticos la serie. 
 
Aunque en el cómic ya se conoce a quién da muerte, la serie no sigue estrictamente lo sucedido en las viletas, y por eso los seguidores del show no saben lo que pueda acontecer.
 
El productor ejecutivo de la serie, David Alpert, anunció a los fans de The Walking Dead, que dicho personaje “es el mejor villano en la historia de la TV”.
 
"Es increíble, es terrorífico, es divertido, es encantador y la razón por la que creo que es tan terrorífico es porque su filosofía tiene cierta lógica –una lógica barbárica, pero una lógica. Creo que no sólo se trata de las cosas horribles que hace, es el atractivo de ese razonamiento. Te toma un poco de tiempo asimilarlo", aseguró Alpert en una entrevista.
 
El último capítulo de la sexta temporad, fue tal vez el más esperado hasta el momento de lo que lleva la serie.
 
Allí se pudo conocer finalmente a Negan y todos esperaban ver qué era capaz de hacer.
 
Pero la mayoría de los seguidores quedaron decepcionado porque tendrán que pasar siete meses en suspenso para conocer sus dimensiones. Algo que no es nuevo en la serie, ya que la expectativa, es algo que hace parte de la fórmula de la historia.
 
Para Andrés Hoyos, esto es una gran “jugada” que puede resultar “una o dos veces”, pero que no se puede abusar de ella “porque el televidente no es bobo” y se puede cansar. Pese a esto, y a las inconformidades mostradas por la mayoría de fanáticos que esperaban para conocer la muerte de uno de sus personajes favoritos, es innegable que es un gran gancho para la séptima temporada donde se la dará un giro radical completamente a la historia.
 
The Walking Dead regresará hasta el mes de octubre y hasta entonces las millones de personas que siguen la serie estarán preguntándose quién va a morir y qué va a pasar, y las que no han tenido la oportunidad aún de verla, tendrán el tiempo suficiente para ponerse al día y disfrutar de una de las series con mayor audiencia a nivel mundial.
 
 
The Walking Dead Sexta temporada Negan Gleen Rick