336383

Diez libros para empezar a leer literatura clásica

Cultura - Febrero 8 de 2019, 8:37 am
FOTO: Gabriel García Márquez

A continuación presentamos diez obras que, por su contenido, consideramos una buena opción para familiarizarse con la literatura clásica.

Muchos colombianos han sentido en algún momento de sus vidas que les hace falta la lectura. Sin embargo, encuentran muchos obstáculos a la hora de empezar: no saben dónde, piensan que es difícil o simplemente la desacreditan como algo que no es para ellos. Por eso, hemos reunido diez libros de todo el mundo que demuestran que la literatura clásica también puede ser muy sencilla y entretenida. 

La epopeya de Gilgamesh, Anónimo (Sumeria y el imperio Acadio, actual Irak; siglos XVIII y XVII A.C.)

Hace más de 5000 años gobernó en Uruk, una ciudad mesopotámica, el rey Gilgamesh. Este tirano estaba obsesionado con la inmortalidad. Era tan fuerte y poderoso porque tres cuartas partes de su cuerpo eran divinas. Tiranizaba Uruk hasta que los dioses sumerios le enviaron un gemelo un poco más fuerte y menos estratega para que luchara contra él. A partir de ahí, inicia una historia de amistad, amor y una lucha que no ha perdido actualidad hasta el día de hoy: el miedo a la muerte. 11 tablillas de arcilla y un apéndice conforman la totalidad del relato de Gilgamesh, “el que vio lo profundo”.

Las mil y una noches, Anónimo (Irán, India, Irak, Egipto y Tayikistán, siglos VII – XVI)

Este clásico árabe es famoso en todo el mundo. La historia de amor entre Scheherezade y Shahriar, sultán de Bagdad, se presenta como un escenario adecuado para la narración de un número de cuentos sencillos que parece interminable. Grandes historias de nuestra niñez como Alí Babá y los cuarenta ladrones, Simbad el Marino y Aladino son originales de esta legendaria antología. Es una gran opción para aquellos que buscan relatos cortos para comenzar a leer.

 

Cuentos de Antón Chéjov (Rusia, 1880-1903)

Chéjov es un maestro de la narración breve. Sus cuentos resumen la vida de los rusos comunes de finales del siglo XIX. Por su corto tamaño, son una gran opción para empezar a conocer la literatura rusa. Su cuento más famoso es La dama del perrito. Pero, en realidad, la lista de opciones es realmente numerosa. En cualquier librería es posible conseguir antologías de sus cuentos.

Diario de un loco, Lu Xun (China, 1918)

Zhou Shuren fue un escritor revolucionario que vivió en China a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Bajo el seudónimo de Lu Xun, abogaba por la modernización de su gobierno, altamente influenciado por el confucianismo. Una de sus propuestas más llamativas era el reemplazamiento del sistema de escritura chino por el alfabeto latino. En el Diario de un loco, inspirado en el homónimo de Nikolái Gógol, critica la sociedad de su época con la metáfora del canibalismo, que en este relato es una tendencia que empieza a “infectar” a todos sus conocidos.

 

Desolación, Gabriela Mistral (Chile, 1922)

Lucila Godoy Alcayaga se hizo famosa al convertirse en la primera persona latinoamericana en ganar el premio Nobel. Su amor por la poesía de Gabriele d’Annunzio y Frédéric Mistral, también ganadores del premio, inspiró su seudónimo y su pasión por la producción literaria. En la antología Desolación, Gabriela Mistral explora sus sentimientos más íntimos, visiones sobre la vida, el dolor y la escuela.

El extranjero, Albert Camus (Argelia y Francia imperial, 1942)

Xenofobia y colonialismo son aparentemente los temas principales de este relato de Albert Camus. El joven escritor ganó el premio Nobel a los 44 años, en 1957. El relato se centra en Meursault, un misterioso e indiferente argelino de origen francés. Comienza con la muerte de su madre, hecho que le generó pocos sentimientos. Eventualmente, asesina a un árabe en Argel. Detrás de la narración principal, se encuentran los elementos de la filosofía de Camus: el absurdismo filosfófico y el existencialismo. Sin embargo, es un relato corto y entretenido, muy sencillo de leer.

Pippi Longstocking, Astrid Lindgren (Suecia, 1945-1948)

En una ocasión, la hija de nueve años de Astrid Lindgren estuvo faltando a la escuela por un par de días. Mientras estaba en casa, le pidió a su mamá una historia para sentirse mejor. Así nació el personaje de Pippi o Pipa, una pequeña rebelde, huérfana de madre y con un padre pirata, que hace básicamente lo que quiera con sus amigos animales. Esta serie de cuentos para niños es una historia diferente, pues no está orientada a una moraleja convencional, sino que se enfoca en la niñez feliz de una pelirroja que no conoce las reglas.

 

 

 

La hojarasca, Gabriel García Márquez (Colombia, 1955)

Colombia también está presente en esta lista y esto se debe a que Gabo se ha convertido en uno de los clásicos contemporáneos más leídos en todo el mundo. Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera son libros básicos en las facultades de literatura del planeta y han sido traducidos a múltiples idiomas. No obstante, su longitud se vuelve un obstáculo cuando muchos colombianos queremos conocerlos. Por eso recomendamos La hojarasca, su primera novela publicada, mucho más sencilla y corta que obras posteriores. Cuenta con elementos que darían paso a la construcción de Macondo y Cien años de soledad. Habla de un entierro durante un domingo caluroso en la Costa.

Todo se desmorona, Chinua Achebe (Nigeria, 1958)

Este es un buen libro para comenzar a conocer la literatura africana. Desde que fue publicado, Todo se desmorona ha ganado fama mundial y pronto se ha convertido en un clásico no solo de su país, sino de la lengua inglesa en general. Se trata de Okonkwo, uno de los líderes de Umuofia, que es un pueblo ficticio anterior a la colonización inglesa de Nigeria. Okonkwo siente terror por la ignominia. Por eso, en un pueblo que sufre los cambios que trae el hombre europeo, el antihéroe de esta historia tendrá que enfrentarse a sus demonios más profundos mientras intenta a toda costa que Umuofia no se desmorone.

Beloved, Toni Morrison (Estados Unidos, 1987)

Chloe Ardelia Wofford es una escritora negra llena de rastas en su cabello que ganó el premio Nobel de literatura en 1993. Con el seudónimo de Toni Morrison, escribió relatos que se enfocan en las dificultades que vivió la raza negra durante toda la historia de los Estados Unidos. Beloved, uno de sus relatos más desgarradores, cuyo título es intraducible, está inspirada en la historia real de Margaret Garner, una esclava de Kentucky que prefirió matar a su bebé antes de someterla a los martirios de una vida sin libertad, pocos años antes de la abolición de la esclavitud.

Más noticias de Colombia y el mundo en NoticiasRCN.com - Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram YouTube.

NoticiasRCN.com

literatura clásica libros gabo literatura del mundo