Esta es la segunda vez en la historia que un estudio de cine ha superado la marca de 7.000 millones de dólares", luego que ellos mismos lo hicieran en 2016 con 7.600 millones en boletos.