89811

Deportes

Grecia, Costa de Marfil y Japón, el grupo de Colombia en Brasil 2014

Mundial 2014 - Diciembre 6 de 2013, 12:09 pm
Así quedaron los grupos del Mundial. Foto: Reuters

La Selección Colombia enfrentará un grupo cómodo en la primera fase del Mundial de Brasil 2014.

El primer partido que jugará la Selección Colombia, el 14 de junio de 2014, será contra el conjunto de Grecia en la ciudad de Belo Horizonte. Estas son las reseñas de los contrincantes del equipo nacional: 
 
Grecia, a su tercer Mundial
 
Tras ganar su cupo en repechaje, Grecia buscará hacer historia entre las mejroes selecciones del mundo.
 
Grecia completará en Brasil 2014 su tercera fase final mundialista, un torneo al que ha accedido después de superar en el repechaje a Rumanía y con un bloque que aúna ilustres veteranos y representantes de la nueva generación de internacionales.
 
El cuadro heleno es una selección que hasta hace una década apenas entraba en quiniela alguna. Hasta la llegada en 2001 del alemán Otto Rehhagel, bautizado como 'el káiser', al banquillo de Grecia, los griegos jamás habían destacado en las principales competiciones internacionales de fútbol.
 
Sus únicas participaciones habían sido las de la Eurocopa de 1980 (en la que sólo lograron un punto) y el Mundial de 1994 (en el que no marcaron un sólo gol, recibieron diez y no puntuaron).
 
De la mano del entrenador alemán y su sistema de juego extremadamente defensivo, pero efectivo, Grecia se coronó campeona de Europa, contra todo pronóstico, en 2004.
 
Desde entonces, el combinado nacional griego se ha clasificado para las fases finales de todas las grandes citas del fútbol internacional (a excepción del Mundial de 2006).
 
En su participación mundialista de 2010, en Sudáfrica, Grecia quedó tercera del grupo B, tras ser derrotada por Corea del Sur y Argentina y vencer a Nigeria.
 
El aclamado técnico alemán de Grecia presentó su dimisión a raíz de la eliminación y fue sustituido por el portugués Fernando Santos, que tenía ya experiencia en Grecia tras haber entrenado a Panathinaikos, AEK de Atenas y PAOK de Salónica.
 
Aunque Santos quiso darle un toque más ofensivo al juego de los blanquiazules, el sistema heredado del káiser se ha mantenido, y la defensa se ha convertido en el pilar del juego griego.
 
De hecho, durante la fase clasificatoria para el Mundial del año que viene, Grecia fue uno de los equipos menos goleados de la sección europea, con sólo cuatro goles encajados en diez partidos, igual que Inglaterra, Ucrania y Bélgica, y sólo por detrás de España, con 3 goles en contra, aunque en ocho partidos.
 
El grupo G en el que quedó encuadrada Grecia (junto a Bosnia, Eslovaquia, Lituania, Letonia y Liechtenstein) era a priori uno de los más débiles, pero los exyugoslavos dieron más guerra de lo prevista y, tras hacer la misma puntuación que los helenos (ocho victorias, una derrota y un empate), quedaron por encima merced a su mayor diferencia goleadora.
 
Así, Grecia hubo de enfrentarse a Rumanía en un repechaje a doble partido en la que los de Fernando Santos fueron superiores. En la ida, disputada en El Pireo, los helenos marcaron tres goles -algo que no hacían en partido oficial desde hacía dos años- para ganar 3-1. En la vuelta se limitaron a gestionar el resultado y concluyeron 1-1.
 
En la fase de grupos, y sobre todo en los partidos de repesca (con tres tantos), ha brillado especialmente el nuevo ariete de la selección, Kostas Mitroglou, nacido en 1988 y que este año ha comenzado a despuntar en el Olympiacos tanto en Liga como en la Liga de Campeones.
 
Costa de Marfil y la última oportunidad de Drogba
 
Ningún equipo africano ha logrado coronarse campeón del mundo y los marfileños quieren cambiar la historia.
 
Costa de Marfil, que no gana un trofeo desde la Copa de Naciones de África de 1992 pese a contar con estrellas como Didier Drogba en la llamada "generación de oro", buscará redimirse y hacer historia en el Mundial de Brasil 2014.
 
La selección marfileña, apodada "Los elefantes", certificó su clasificación para el campeonato brasileño el pasado 16 de noviembre, cuando empató en Senegal (1-1) y rentabilizó la victoria cosechada en el partido de ida (3-1).
 
Anteriormente, el combinado naranja dejó en la cuneta a Marruecos, Tanzania y Gambia en la fase de grupos valedera para ir a Brasil.
 
Costa de Marfil disputará la tercera fase final de un Mundial en su historia, tras los precedentes de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, torneos en los que nunca llegó a superar la primera fase.
 
Durante la última década, el equipo naranja ha integrado en sus filas una serie de jugadores brillantes, como Drogba (Galatasaray), Yaya Toure (Manchester City) y Yaya Kolo (Liverpool), aunque no ha logrado traducir ese talento en la conquista de títulos.
 
"Es la tercera Copa del Mundo consecutiva para un país pequeño como Costa de Marfil. Estoy orgulloso de formar parte de aventura y de hacer historia futbolística en mi país", dijo Drogba en noviembre.
 
"Queremos hacer algo especial en esta Copa del Mundo. Las dos últimas han sido difíciles. Esperamos tener mas suerte esta vez y queremos pasar de la primera ronda como mínimo", agregó el veterano delantero, de 35 años, capitán del combinado marfileño y máximo goleador en la historia de su selección nacional (62 tantos).
 
Sin embargo, algunos jugadores admiten que no hay rivales fáciles en el Mundial, como Yaya Toure, de 30 años, quien cree que "España es el máximo favorito" en Brasil 2014, según dijo a Efe el pasado octubre en un visita a Nairobi.
 
El seleccionador de Costa de Marfil, el excentrocampista francés Sabri Lamouchi, será el encargado de llevar las riendas del equipo en el país sudamericano.
 
Desde su nombramiento en mayo de 2012, Lamouchi, de 42 años, sólo ha perdido tres de los veinte partidos en los que ha dirigido a la selección marfileña y ha apostado por jóvenes valores, a fin de potenciar una nueva "generación de oro".
 
El delantero Lacina Traore (Anzhi), de 23 años, o el defensa Serge Aurier (Toulouse), de 20, son algunos nombres que representan esa "savia nueva" llamada a tomar un día el relevo de veteranos como Drogba, próximo al fin de su carrera como internacional.
 
Como eslabón entre ambas generaciones, figuran futbolistas de la talla del atacante Gervinho (Roma), de 26 años, quien está demostrando este año un buen estado de forma en su primera temporada en la Serie A de Italia, adonde llegó procedente del Arsenal.
 
En declaraciones recogidas por la FIFA, el propio Lamouchi reconoce la irregularidad que su equipo ha demostrado, "sufriendo a veces durante los últimos 18 meses", pero subraya que "los jugadores han trabajado duro" para llegar a Brasil 2014.
 
"Ahora -agrega el técnico galo-, tenemos que mantenernos en ese camino". 
 
Japón, un rival imprevisible en Brasil 2014
 
Japón se planta como una escuadra irregular pero con talento suficiente como para complicar la vida a los favoritos.
 
El empate (2-2) y la victoria (3-2) cosechadas respectivamente en terreno ajeno ante Holanda y Bélgica, dos equipos de peso en esta próxima Copa del Mundo, y, ante todo, la vistosidad con la que el grupo mezcló en ataque en ambos encuentros, son motivo suficiente como para recelar de los "Samurai blue".
 
Al mismo tiempo, ese brillo exhibido contrasta con las grises actuaciones ante Serbia y Bielorrusia (los nipones cayeron por 2-0 y 1-0) de apenas un mes antes y con el juego un tanto irregular desplegado durante la fase de clasificación asiática.
 
Japón terminó primero en el grupo que daba el pase para Brasil, pero en el camino sufrió una vergonzante derrota ante Jordania en Omán y apenas pudo salvar los muebles, jugando en casa y con todo a favor, ante su principal perseguidor, Australia, con un tanto de penalti en el último suspiro.
 
Pese a los altibajos, el italiano Alberto Zaccheroni, que se hizo con el equipo tras el Mundial de 2010, ha sabido exprimir lo mejor de una selección nacional que no falta a una cita mundialista desde su debut en 1998.
 
Los avances son patentes desde aquel Mundial de Francia, donde el equipo desplegó un gran coraje pero acabó perdiendo todos los cruces de la fase de grupos contra Croacia, Argentina y Jamaica.
 
En 2002, el apoyo de la afición (Japón fue país coorganizador) y la inclusión de jugadores que habían logrado dar el salto a Europa como Hidetoshi Nakata o Junichi Inamoto auparon a unos "Samurai blue" que lograron alcanzar los octavos, donde cayeron con Turquía, que acabaría en tercer lugar.
 
Tras el fiasco de Alemania 2006 -Japón naufragó en primera fase pese a la irrupción de nuevos talentos como Shunsuke Nakamura- la escuadra nipona completaría cuatro años después su mejor actuación hasta la fecha.
 
En Sudáfrica, los goles y asistencias de Keisuke Honda, a día de hoy convertido en líder indiscutible de la selección, fueron cruciales para dejar en la cuneta a Camerún (1-0) y Dinamarca (3-1).
 
Así, los nipones se vieron capaces de llegar a cuartos por primera vez, aunque acabaron perdiendo en octavos en los penaltis frente a Paraguay, a la que eliminaría "in extremis" el campeón, España, en la siguiente ronda.
 
En Brasil 2014 Zaccheroni buscará superar ese registro y sobre todo evitar repetir una actuación como la de la reciente Copa Confederaciones, donde el equipo cometió errores garrafales en defensa y cayó en los tres partidos disputados.
 
Honda (CSKA de Moscú) será de nuevo su mejor baza, junto al ingenioso aunque intermitente Shinji Kagawa (Manchester United) o el potente Yuto Nagatomo (Inter de Milán).
 
Es probable que el italiano opte además porque los acompañen en la convocatoria futbolistas florecientes como los medios Hiroshi Kiyotake (Nuremberg) y Yoichiro Kakitani (Cerezo Osaka) o los laterales Gotoku Sakai (Stuttgart) y Hiroki Sakai (Hannover 96). 
 
Agencias

 

brasil 2014 Mundial selección colombia Sorteo FIFA