Noticias

Bogotá

Supervigilancia investigará caso de abuso laboral en el norte de Bogotá

La entidad señaló que visitará la copropiedad para conocer las condiciones en que se contrató a una mujer y la forma en que fue obligada a trabajar.

8 May 2020 23:14Por: canalrcn.com

Luego de que se diera a conocer a través de los diferentes medios de comunicación la historia de la guardia de seguridad, Edy Fonseca, quien fue obligada a trabajar durante cerca de 1 mes de forma permanente, en un edificio en el norte de Bogotá , la Superintendencia de vigilancia anunció investigaciones.

La entidad señaló que visitará la copropiedad para conocer las condiciones en que se contrató a la mujer, y la forma en que fue obligada a trabajar, impidiéndosele que abandonara su puesto de trabajo para atender obligaciones familiares, so pena de ser despedida.

Señalan qie buscarán determinar si existi{o una contrataci{on ilegal de la mujer, señalan que dicha condición sería "reprochable", advirtiendo que habría lugar a multas hasta por 10 salario mínimos mensuales, e incluso, si se tratara de una empresa no autorizada por la Supervigilancia, la multa ascendería hasta los 40 salarios mínimos. 

Señalan que dadas las características descritas, podría haberse tratado de un evidente caso de explotación laboral. 

La mujer señaló que a diario contaba únicamente con 15 mil pesos para adquirir alimentos, que dada la ubicación del edificio, y las condiciones en que tuvo que vivir el primer mes de cuarentena, solamente le alcanzaba para pagar un almuerzo corriente, incluido el domicilio, cena que le tocaba hacer alcanzar para comer tres veces al día.

Lea también: Doloroso caso de una mujer que viaja con el cadáver de su hijo sin poder sepultarlo

"Estuve encerrada por espacio de un mes, no me dejaban ir a mi casa, no me dejaban salir, me empecé a enfermar y me dió mucha depresión", señaló Fonseca a Noticias RCN.

La mujer también denunció que debía dormir en una habitación en el sótano del edificio, y que incluso su situación hubiese sido más difícil si un residente no le hubiese entregado un sofá para que pudiera dormir más cómoda.

La mujer fue auxiliada por un grupo de copropietarios que evidenciaron la difícil situación en la que estaba trabajando la mujer, evidenciando rasgos de malnutrición y depresión, avisando a las autoridades sanitarias de la capital para que fuera atendida.  

Lea también: Pico y género ya no aplicará en Bogotá desde el 11 de mayo

El escándalo también incluyó al senador Germán Varón Corino, quien admite que pese a no ser copropietario, acudió a la asamblea general de dicho edificio, señalando que si la realidad de la guardia de seguridad es tal y como la describe, estarían ante un caso reprochable, advirtiendo que tampoco cree correcto haber corrido el riesgo de dejar sin seguridad al edificio. 

NoticiasRCN.com