Noticias

Bogotá

Pediatras en centros de direccionamiento: la nueva primera línea de batalla

En esta nueva normalidad, la esperanza en la lucha contra el covid-19 se centra en los centros de direccionamiento de las clínicas El Country y La Colina.

1 Sep 2020 20:53Por: Noticias.canalrcn.com

Tras arañar las nubes, lentamente las cifras de ocupación de las UCI en Bogotá descienden. Aunque hace unas semanas el porcentaje de camas en uso alcanzó el 94%, al iniciar la llamada "nueva normalidad" se redujo al 71.8%.

Pese al buen augurio, los especialistas que todos los días, en clínicas y hospitales, enfrentan la enfermedad, recomiendan mantener la cordura y no olvidar lo aprendido en los últimos meses. Especialistas como la médico pediatra de la clínica La Colina, Johana Vásquez, quien insiste en la magnitud de la situación.

“No hemos llegado al fin de esta pandemia, sigue entre nosotros, podemos tenerla al lado, ser asintomáticos, no tener síntomas y al lado tener a la mamá, esposo, hijos. No sabemos si el que está al frente sea susceptible, es una lotería”, manifestó Johana.

Vea también: Dosis de amor: así unen a pacientes con sus familias en el Hospital San José

Ahora que la nueva normalidad arroja a las calles a los colombianos, la esperanza en esa lucha contra el covid-19 no viste de verde sino de azul, como el que distingue a los centros de direccionamiento de las clínicas El Country y La Colina. Una especie de trincheras metálicas afuera de urgencias, donde son separados los pacientes. El plan lo encabeza la médico familiarista y jefe del servicio de Urgencias, Ana María Quijano.

“Esto no es un container sino y un centro de direccionamiento donde dividimos los pacientes que llegan en tres rutas, los que tienen síntomas respiratorios y los que no. Y los respiratorios se dividen entre los que tienen alta complejidad”, asegura Quijano.

La estrategia busca ofrecerle seguridad a los pacientes que no tienen covid y necesitan otro tipo de atención. Una pequeña encuesta los clasifica y los envía a un lugar libre del virus donde serán atendidos.

Mientras que la labor de los médicos intensivistas en las Unidades de Cuidado Intensivo deja la dureza de otros días, en los centros de direccionamiento son otros especialistas los que le hacen frente al virus, pediatras que hoy atienden adultos y que se convierten en la nueva primera línea de batalla. Médicos como la doctora Johana Vásquez o la familiarista Quijano.

Le puede interesar: Médico del Hospital de Kennedy falleció por cuenta del coronavirus

Aunque el volumen de consultas en el centro de direccionamiento se ha reducido, cualquier visitante podría ser un portador a muchos el análisis inicial les entrega la seguridad de una manilla azul que los envía a zona segura. En otras ocasiones el coronavirus se sienta frente a pediatras como la doctora Johana Vásquez, quien en su consulta lo tiene a menos de los dos metros de distancia, hablando a pacientes a los que les duele respirar. 

Con esa inexplicable vocación que antepone la vida de otros a la propia, la tranquilizan y ante la inminente presencia del virus frente a ella, activan el protocolo. Aunque acaba de tener cerca a ese que todos le huyen, la doctora no se amilana.

“Volvería a ser doctora 1.000 veces, es lo que me hace feliz todos los días, el coronavirus  nos ha hecho entender que los médicos dejamos todo en el tratamiento, llegamos felices de poder ayudar a alguien, a los que buscan nuestro cuidado”, afirma.

Estos médicos insisten en que no podemos olvidar lo aprendido en los últimos cinco meses, es importante mantener las medidas de bioseguridad, no olvidar que el virus sigue en la calle y que el cuidado depende de cada uno.

Alejandro Callejas/ NoticiasRCN.com