Noticias

Bogotá

Historia de amor: pareja de la calle es separada para tener una vida mejor

En esta crónica del especial 'Bogotá subterránea', Eunice y Jonathan llevaban 17 años juntos viviendo debajo de un puente, pero un día tuvieron que decirse ‘adiós’.

2 Mar 2020 9:48Por: canalrcn.com

La historia de amor entre Eunice Ester de La Sala y Jonathan Rueda nació hace 17 años en las calles de Bogotá, estuvieron juntos en las buenas y en las malas, pero cuando Eunice se reencontró con su hermana, tuvieron que separarse y no saben cuándo se volverán a ver.

Gracias al apoyo de la Fundación El Banquete del Bronx, Eunice se reencontró con su hermana Rusmar Molina, quien vive en Francia, pero volvió al país para ayudarla a salir de la calle.

Durante dos años, Eunice y Jonathan vivieron bajo el puente de la Caracas con calle 26, allí dormían en un andén junto a la vía por la cual transitan millones de bogotanos al día.

Vea también: Conmovedor: hombre que vivía en una alcantarilla se reencontró con su familia

Después de 20 años viviendo en las calles de la capital, Eunice por fin pudo regresar con su familia y volver a un hogar. Sin embargo, no todo es felicidad, pues ahora tendrá que separarse del hombre que la acompañó en los días más difíciles y a quien asegura amar.

Jonathan Rueda, su compañero durante muchos años dijo que “me quedo adolorido porque yo a ella la quiero mucho, pero si no es así, no vamos a salir de aquí nunca”.

Por ahora, este hombre está a la espera de un padrino que, al igual que a Eunice, lo ayude a salir de las calles.

Orlando Beltrán, director de la Fundación El Banquete del Bronx, quien lleva varios años trabajando con población habitante de calle, dijo que su objetivo era llevar esta iniciativa a todo el país.

Le puede interesar: Hombre que lleva más de 28 años en la indigencia quiere ver a su familia

Beltrán también aclaró que ellos solo hablan de los procesos de apadrinamiento a través de sus redes sociales y página web, esto significa que cuando alguien se sube al transporte público a decir, en nombre de la Fundación, que necesita un padrino, está llevando de forma incorrecta este proceso.

El director de este programa afirmó que a pesar de que a veces no tienen comida ni hogar, el verdadero problema es el desinterés de la comunidad, pues lo que realmente escasea para estas personas, es el cariño.

 

NoticiasRCN.com