Noticias

Bogotá

Así opera 'La Lima', milicia del ELN infiltrada en protestas en Bogotá

Noticias RCN conoció un documento que revela el 'modus operandi' del grupo y evidencia que los actos vandálicos que azotaron a los CAI la semana pasada fueron premeditados.

16 Sep 2020 21:51Por: Noticias.canalrcn.com

En un extenso documento las autoridades revelan los adelantos en la investigación del 'modus operandi' de la estructura urbana del ELN en Bogotá y que tendría participación en los hechos vandálicos presentados en el marco de las jornadas de protesta desarrolladas en la capital del país la semana anterior. Según la información consignada, el grupo delincuencial se denomina 'La Lima'.

Señala el modo de financiación de los vándalos y la forma como están estructurados para adelantar los movimientos de escape luego de perpetrar los daños y evadir la acción de las autoridades. Consigna el paso a paso de los movimientos del grupo en la que confluyen la insurrección y la llamada línea militar de masas del ELN.

Lea también: Publican el cartel de los primeros vándalos que atentaron contra varios CAI en Bogotá

De acuerdo con el documento, la participación de estos vándalos en las protestas es denominada como “tropel”, y en este se evidencia el carácter premeditado del actuar de sus participantes quienes, además de tener objetivos prefijados, cuentan con un plan previo de financiación y modo de incitación de las masas.

Uno de los primeros subgrupos identificados al interior de la organización son los denominados GET (Grupos de Estudio y Trabajo), quienes se encargan del estudio previo de la acción, la disposición de los recursos financieros y los métodos de reacción ante la respuesta de la fuerza pública.

Otra de las facciones de la organización es la encargada de adelantar las acciones y operaciones en campo. Los miembros de esta subestructura estarían preparados en primeros auxilios, protección de los vándalos y son quienes se encargan de la preparación de los elementos explosivos y contundentes. También serían los responsables del capítulo propagandístico de los que denominan “hechos heróicos por Colombia”.

Vea además: Así arman explosivos molotov en medio de protestas en Bogotá

En el documento se establece la forma en la que, según las autoridades, los organizadores de los hechos violentos tienen planeadas sus rutas de escape, movimiento que además de incluir el intento de mecanismos de despiste con el cambio de ropa, incluye la huida en grupos reducidos de hasta tres miembros, el uso de transporte público y el reporte a un presunto coordinador o responsable.

Según las autoridades, lo consignado en este documento evidencia que los hechos violentos perpetrados en el marco de la protesta social y que han contribuido a que se deslegitime, obedecen a un plan detallado que se nutre del descontento social para camuflar actos vandálicos.

 

La estrategia para atacar la infraestructura

Son tres los grupos radicales que de manera organizada buscan generar caos y vandalismos infiltrados en la protesta social. Como quedó detallado en un escalofriante documento que detalla paso a paso la creación de un ‘tropel’, lo que en palabras significa el terror en las calles.

Las milicias urbanas están conformadas por tres grupos de ataque: Barricada, Llamarada mentes libertarias y Unión camilista revolucionaria.

Las líneas de ataque están organizadas de la siguiente manera:

Fase 1: llegada y cambio

En el documento se fija las 8:30 a.m. como hora de llegada al sitio previamente acordado. Al lugar llegan a sus respectivas escuadras, un grupo de vándalos listo para el ataque.

La primera fase es la preparación del combate, la cual se conforma por tres personas denominadas triadas, ahí determinan su objetivo. Sus herramientas: dos escudos hechizos y un cuarto de pintura de aceite.

Fase 2: tareas y puestos de combate

Según el documento, es denominado ‘el desayuno’. Conforman grupos que proceden a recoger latas y tejas para crear lo que denominan barricada, es decir, un escudo ante la acción de las autoridades para frenar sus actos.

La segunda fase ya es la dotación para la protección de los combatientes, deben tener gafas protectoras, cascos, canilleras y guantes industriales. En el documento explican para responder ante los gases, con esta indumentaria se da paso a los elementos propios del que denominan combate: 1 tarro de leche y vinagre, 2 litros de gasolina, 1 litro de aceite quemado y 4 botellas de vidrio. Esto es para atacar sin compasión a las estructuras o a la fuerza pública.

Fase 3: hora de inicio del tropel

En el documento se detalla minuto a minuto de la operación, el procedimiento es llamado ‘las onces’. Cada equipo, de manera organizada, ubica los extintores, paso clave para disipar los gases; luego emprenden el ataque contra la fuerza pública y las estructuras lanzando papas explosivas y petos. Cada diez minutos se realiza un ataque simultáneo.

Con el equipo listo viene la acción, descrita con la palabra combate, que se divide en tres momentos:

  • La línea 1 que usa un movimiento triangular. Dos personas en la parte del frente con escudos y un tercero atrás atacando sin piedad su objetivo.
  • La línea 2 es la encargada de devolver gases y artefactos contra la fuerza pública, y son los encargados de armamentos adicionales para el grupo de vándalos 
  • La línea 3 que se desarrolla en la plena efervescencia del combate es la encargada de direccionar a los vándalos hacia su objetivo, y distribuyen armamento adicional para continuar con el ataque.

 

NoticiasRCN.com