149131

Bienestar

La buena alimentación de los menores depende de los padres

@saludrcn - Marzo 18 de 2014, 9:36 am
En los primeros meses es importante alimentar al menor con leche materna. Foto: AFP

Si su hijo no come bien los especialistas recomiendan cambiar los hábitos alimentarios.

La constante pelea de los padres con sus hijos para que coman es un tema que los adultos deben controlar imponiendo hábitos alimentarios, asegura el pediatra Vladimir Muñoz.
 
“Es muy importante cuestionar de qué manera le estamos dando de comer al niño. Los trastornos del apetito y alimentación casi siempre responden a malos hábitos alimentarios: a tratar de que el niño se adapte a las costumbres que el adulto cree que son las adecuadas. Hay que evaluar si la alimentación es variada y los horarios en que el niño está comiendo”, señala el especialista.
 
Por eso Muñoz recomienda a los padres ordenar los hábitos alimentarios “de modo que el niño durante el día ingiera cinco veces alimento, que tenga un intervalo de ayuno de tres horas y que al sentarse al comedor tenga hambre”. 
 
Pero este es un trabajo que empieza desde que el niño nace. “La OMS recomienda la alimentación exclusiva con  leche materna hasta los seis meses de edad, sin embargo, alrededor de los 4-5 meses se puede iniciar una dieta complementaria a la lactación con papillas de arroz y cereales suaves pero siempre acompañadas de la leche materna que es parte fundamentalmente en la alimentación del menor”, indica Muñoz. 
 
Sobre el rápido o lento desarrollo de los niños, el pediatra afirma que los padres no se deben alarmar, pues cada menor es diferente y “hay variaciones individuales en el desarrollo de cada niño” 
 
“Por ejemplo, el promedio que uno puede esperar para que un niño se siente es alrededor de los 5-7 meses, el hecho de que un niño a los 6 meses no empieza a sentarse no es un indicador de retraso del desarrollo, podemos esperar uno o dos meses dentro de ese promedio normal”, explica el médico, quien advierte sobre los peligros del uso indebido de la hormona de crecimiento.  
 
“El uso de la hormona de crecimiento está dirigido para ciertas situaciones específicas como enfermedades concomitantes o infecciones recurrentes. Cuando hay alteraciones evidentes del crecimiento, alteraciones hormonales importantes. Pero el uso de esa hormona no está autorizado para cualquier paciente”. 
 
NoticiasRCN.com
 
alimentacion menores niños desarrollo enfermedades crecimiento Hormona habitos