El informe hace un llamado a los gobiernos, para gravar las bebidas azucaradas para combatir la obesidad en el mundo. En total, 59 países ya han adoptado este tipo de medidas.