Un grupo de científicos ha desarrollado un programa informático de Inteligencia Artificial (IA) que se enseña a sí mismo a vencer a los humanos en propios juegos complejos.

El objetivo es el de crear una asistente virtual que pueda convertirse en una figura amigable para los mayores y, así, darles una vida más saludable.