Instagram anunció medidas drásticas en su política de imágenes de autolesión luego de que una adolescente británica que seguía cuentas en las que se trataban el suicidio se quitara la vida.