El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó que es "esencial" que se lleve a cabo una investigación "creíble" sobre el asesinato del periodista saudí.