Una plataforma que provee servicios de belleza ha sido la solución para muchas mujeres que quieren obtener ingresos haciendo uso de la economía colaborativa.

Diego, Daniel y Carlos son los fundadores de Anka, una empresa que presta servicios para la agricultura, topografía, cartografía, entre otros, mediante robótica aérea.