Laura Reales y Daniela Quiroz, dos estudiantes de la Universidad del Norte, crearon una plataforma para que las mujeres denuncien el acoso callejero y los lugares donde se registra.